Cuba 17 diciembre 2020

La Cuba del recuerdo | El Arturito

En nuestra queridísima patria Cuba, antes del 1959, en tiempos de navidad los cubanos nos avituallábamos con todo lo referente a dicho día de celebración del nacimiento del niño Jesús, todas las fiestas empezaban ya comenzando el mes de Diciembre, me acuerdo que las bodegas ( groceries stores) se repletaban de cosas deliciosas equivalente a esas fiestas pascuales; turrones, sidra, arroz, frijoles negros, chocolates, higos secos, dátiles y muchas cositas ricas más.

Los turrones eran de diferentes tipos: teníamos el de jijón (Xixón) , suave y pastoso, el de yema con el lindo color a yema de huevo y el temido alicante, digo temido porque como era duro almendrado tenías el riesgo de que se te partiera una muela comiéndolo; los dentistas hacen la pascua tratando dientes partidos por el turrón de Alicante; los dentistas deberían de darle una comisión a los que lo fabrican.

A mi me gustaba visitar las bodegas y ver cuanta linda mercancía tenían colocada abarrotadamente en la bodega. Y todo, todo venia de la madre patria, España. De ahí conocíamos que existían regiones y ciudades como Alicante, Xixón (Jijón) etc..También ya semanas antes todo cubano tenía controlado su lechoncito asado en barbacoa o púa.

En barbacoa se abría el lechón después de adobarlo bien con mojo criollo y se colocaba sobre una parrilla hecha con cabillas colocadas cuadriculadamente y se colgaba todo sobre el fuego de maderas y se le colocaba encima unas hojas de mata de plátano, lo asabas primero boca abajo y después boca arriba para que se tostara el pellejito.

En púa era muy rico también, se amarra el lechón sobre una vara de madera y se asaba sobre el fuego dándole vueltas, yo tenía un tío que cuando lo amarraba a la púa lo llenaba dentro con congris y eso quedaba para chuparse los dedos.

El frijol oficial para la noche buena, 24 de Diciembre, es el frijol negro, el cual lo cocinábamos con diferentes recetas, tales como “ a lo Valdes Fauli”, a lo Menocal o con la receta familiar guardada por generaciones en las familias cubanas.La noche buena era una celebración muy rica y cubana donde familia y amigos se juntaban para festejar el nacimiento del niño Jesús.

Pero eso necesitaba dinero extra para celebrar, y por los años cuarenta un legislador, no se si era senador o representante, cuyo primer nombre era Arturo lanzó una ley que fue aprobada unánimemente la cual decía que todo trabajador tenía derecho del pago de un mes extra en Diciembre para poder celebrar las pascuas como es debido, así que en Diciembre todo trabajador cobraba dos meses para tener dinero suficiente y disfrutar unas lindas navidades.

A eso, el cubano siempre jocoso, le llamó “El Arturito” y me acuerdo de oír mucho de manera alegre decir los cubanos “ya me llegó el Arturito”.

Y que conste que nunca oí a un dueño de empresa protestar por esa ley, al contrario, además de darle el Arturito a sus empleados, hacia una tremenda fiesta con ellos y les daba muchos regalos.Esta ley fué eliminada sin chistar por Fidel Castro cuando desafortunadamente le arrebató la libertad al cubano

Fuente:

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario