Cuba 14 junio 2021

La Cuba del Recuerdo / El parque El Maine en La Habana

Ese lindo parque, en una zona espectacular del Vedado en la ciudad de La Habana frente a su litoral, tiene una fuerte relación histórica con el acorazado norteamericano USS Maine.

El Maine, con 324 pies de eslora (largo de punta a punta) se empezó a construir en el astillero de Brooklyn en el año 1888, en ese momento iba a ser el acorazado más moderno en su clase, pero debido a la lentitud en su construcción por problemas económicos, cuando se terminó ocho años después ya estaba obsoleto. Su hermano el USS Texas se terminó mucho antes. Estos fueron los dos primeros navíos de guerra con cascos de acero de la nación norteamericana. Para esa época USA estaba muy atrasada en su marina de guerra; con países como Brazil, Francia y Alemania mucho más adelantados en ese respecto.

El 15 de Enero de 1898, el USS Maine entró en la bahía de La Habana, se dijo que era una visita de cortesía pero en el fondo estaba allí para proteger intereses norteamericanos debido a la fuerte lucha entre el gobierno español y los independentistas cubanos desde 1895; 21 días después, el USS Maine salta en llamas debido a una fortísima explosión, una nube espesa de pólvora encendida y muchas partes del buque cayeron sobre el litoral habanero, incluyendo algunos de sus cañones. El acorazado se hundió, proa primero al lado de la boya donde se encontraba anclado en el medio de la bahía de La Habana, hubo un saldo terrífico de muertes de su tripulación, de 354 miembros, 264 murieron más 25 heridos. Muy triste suceso.

Ha habido mucha especulación referente a la causa de esas explosiones; de acuerdo con testigos fueron dos, la primera como un disparo y la segunda con una denotación fortísima. Al principio se dijo que había sido una mina que se usaba para proteger La Habana de ataques extranjeros; con el paso del tiempo se llegó a la conclusión por estudios hechos por la marina de guerra norteamericana, que la causa de las explosiones fue la mala disposición de los polvorines del buque en relación a las calderas que producían el vapor para su navegación.

USS_Maine_(ACR-1)_starboard_bow_view,_1898_(26510673494).jpg
HUNDIMIENTO DEL ACORAZADO MAINE (1898)

HUNDIMIENTO DEL ACORAZADO MAINE (1898)

Los EEUU le declaran la guerra a España culpándola de ese siniestro y entran en la guerra de independencia cubana del lado de los cubanos en Abril del 1898, con sus Rough Riders lidereados por Teddy Roosevelt.

Se cuenta que los soldados norteamericanos le llamaban a los cubanos guerrreros “war heroes”, de ahí viene la contracción que los cubanos interpretaron como “guajiros”.

A pesar de la gravedad del hecho, los cubanos le han dado un toque jocoso; cuando alguien se dobla hacia delante para recoger algo del suelo quedando en posición cuadrúpeda, “chistoso-pesao” le pueden decir: “ten cuidado que así volaron al Maine”.

En el 1915, el Presidente Menocal ordena la construcción de un parque conmemorando a los marineros norteamericanos muertos en la voladura del Maine, el arquitecto cubano Félix Cabarrocas se encargó de la construcción y el escultor español Arturo Huertas del monumento.

Es un bello y largo parque de varias manzanas de largo por una manzana de ancho, con el litoral habanero al norte, en la exclusiva zona del Vedado; en su centro, en el lado sur tiene una amplia extensión semicircular donde yo volaba pequeños aviones de hobby con motor de gasolina en vuelo circular. En el sureste está el Hotel Nacional y en el sur está el edificio Focsa y hacia el suroeste está el edificio que ocupa la embajada norteamericana, con su característica forma de bloque perpendicular, ahora sin funcionar debido a los ataques sónicos sufridos por sus funcionarios.

Fue un parque,

que debido a su forma,

era muy divertido patinar,

y la juventud iba

para conocerse,

y precisamente patinar,

con los patines Winchester,

sobre el blanco mármol

del duro y extenso piso.

En el centro del parque se encuentran dos enormes columnas con capiteles romanos y encima de ellas una enorme águila calva representando USA, con las alas verticales; debido a eso, en el ciclón del año 1926, el viento la tumbó rompiéndose en varios pedazos los cuales se encuentran en el museo de La Habana, y fue reemplazada con otra águila calva, pero con sus alas horizontales, haciéndola más aerodinámica para soportar los vientos huracanados. En su base están dos grandes cañones del acorazado Maine, que supuestamente cayeron en el litoral habanero por la fuerza expansiva de la explosión.

El Gran Prix de La Habana se corría dando la vuelta los carros que venían del este alrededor del parque para tomar rumbo al oeste; en el del 1958 terroristas regaron aceite en ese lugar y cuando los carros pasaron resbalaron, hubo un accidente de muchos carros donde murieron y se hirieron muchos espectadores, fue terrible, yo estaba con mi papá a unos metros del hecho terrorista.

El movimiento 26 de Julio se adjudicó ese hecho.

Cuando la familia de ladrones y asesinos sanguinarios, los Castro, tomó el poder en mi islita, en un acto de repudio a los EEUU, el águila calva encima del monumento fue desprendida y tirada desde lo alto al suelo, rompiendo así todo contacto de buena voluntad entre USA y Cuba. Para mi fue muy triste cuando el águila se rompió en mil pedazos al caer, tengo entendido que se encuentra en algún lugar de La Habana; algún día Cuba será libre y la podremos reconstruir y colocar en su preciado monumento mirando al mar y a los EEUU.

Fuente: Ramoncito 6-13-2021

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario