COVID-19 03 septiembre 2020

Apuestan al rastreo de contactos

Hay un desfase en los datos que publican los municipios versus los suministrados por Salud

En medio de la pandemia del Covid-19, los municipios de la zona de la montaña apuestan al rastreo de contactos como la clave para desacelerar la propagación del peligroso virus, en conjunto con medidas preventivas y una mayor realización de pruebas moleculares para su detección.

Hasta ayer, Puerto Rico tenía 15,942 casos confirmados, 18,061 casos probables y 443 muertes, según los datos del Departamento de Salud. Sin embargo, no está claro cuántos contagios han ocurrido en la zona de la montaña y cuántos de estos pacientes se han recuperado, pues hay un desfase en los datos que publican los municipios versus los suministrados por Salud a la prensa.

De acuerdo con la distribución de casos confirmados por municipio de residencia que provee Salud en su informe diario, en al menos 16 pueblos de la región montañosa y la zona central hay 1,535 contagiados. En el caso específico de Adjuntas, desde el pasado 9 de abril hasta el 19 de agosto ha habido 57 casos positivos, de los cuales 33 se han recuperado. Aunque con estos datos serían solo 24 los contagiados a esta fecha, el alcalde Jaime Barlucea explicó que se tendría que sumar el caso del senador novoprogresista Luis Berdiel, para un total de 25.

“Nosotros siempre hacemos el rastreo y lo hago coordinando, llamando. Hay lugares donde el teléfono obviamente no lo cogen, no contestan la llamada o no tienen teléfono, pues obviamente no podemos ir al lugar… La mayoría de los 57 casos que he llamado y rastreado han sido sintomáticos. Los síntomas son menores”, añadió Barlucea en entrevista con EL VOCERO.

“Nosotros hemos tenido tres comunidades que han sido afectadas con lo que es el virus del Covid-19. Uno fue originalmente el barrio Tanamá, pero ya el barrio Tanamá está en los casos recuperados. Tenemos otra comunidad, que es Garzas, donde teníamos un volumen un poco alto. No puedo especificar los lugares del barrio para mantener la discreción, pero también tuvimos y entraron en recuperados. La otra comunidad que ha sido altamente afectada ha sido el barrio Vegas Arriba… ha tenido un alza en lo que vienen siendo al arrojar positivo”, subrayó.

En el caso de este municipio, el alcalde dijo que han sido sumamente estrictos en lo que es el ritmo de trabajo. Adjuntas solamente ha registrado un solo caso de un empleado municipal que arrojó positivo, sin embargo, ya se recuperó y está trabajando nuevamente. “No hay nadie más contagiado en el municipio. Se hizo todo el protocolo, se hizo todas las personas que estuvieron cerca de él. Todos se hicieron la prueba del Covid-19 para estar seguro”, añadió.

“Tenemos un control de todas las dependencias municipales, un control de entrada y salida. Eso es respecto a nuestro trabajo”, dijo Barlucea, quien reveló -además- medidas respecto a la ciudadanía y el cierre de más de seis comercios, aunque algunos han podido abrir nuevamente.

“Respecto a la ciudadanía, hemos visto que lo que viene siendo el toque de queda, que es bien importante, y las medidas de seguridad que ha dado el estado, hemos tenido varios operativos en nuestro pueblo interagencial. Eso significa que los operativos interagenciales en los lugares donde las personas pueden estar reunidas, que vienen siendo los negocios, pues ese tipo de operativos llevo a que cerraran más de seis comercios en nuestro pueblo porque no cumplían con el protocolo para estar abiertos y esos se cerraron una vez actualizados y fueron conforme a la orden ejecutiva y los que no tenían permiso, lo sacaron, pues pudieron volver a abrir”, abundó.

Barlucea dijo que estas acciones han sido de beneficios porque evitan el que las personas estén en la calle, que están de manera conglomeradas. Cabe destacar que, en el municipio de Adjuntas no ha habido escasez de pruebas para la detección del Covid-19. El alcalde confirmó que se están haciendo las pruebas serológicas y moleculares. “Luego de la campaña, este servidor, Jaime Barlucea, se hizo la prueba rápida y molecular y arrojé negativo. De manera responsable, una vez terminó toda la campaña, pasaron las primarias, pues procedí a hacérmela”, agregó.

Panorama amplio

Por su parte la doctora Gloria Amador Fernández, presidenta y principal oficial ejecutiva de Salud Integral de la Montaña (SIM), brindó un panorama amplio sobre la realización de pruebas. Hasta el viernes pasado, esta organización sin fines de lucro había realizado 11,476 pruebas de Covid-19, de las cuales 593 han arrojado positivo y quedan pendientes de resultado 734. Además, hasta el pasado 20 de agosto había impactado 51 centros de envejecientes, donde se realizaron 2,056 pruebas, de las cuales han salido positiva solo 139. Este número incluye empleados y envejecientes.

“Cuando han surgido los brotes, pues vemos brotes también en la montaña, especialmente porque aunque no tengo playas y aunque no tengo quizás tantos negocios como San Juan y en áreas metropolitanas, el problema es que la montaña es la ruta del chinchorreo y se ve gente que viene de fuera de la montaña —antes de que hubiera el ‘lockdown’— a todos estos municipios, especialmente Naranjito, Barranquitas, Orocovis los fines de semana a chinchorrear”, expresó Amador Fernández.

En ese sentido, explicó que luego de que un paciente arroja positivo y tras hacer el proceso de rastreo de contactos en conjunto con los municipios, han podido identificar a más personas contagiadas, ya sea porque son familiares, vecinos o trabajan con la persona infectada.

“Así es que hemos identificado a tanto paciente positivo en la montaña, porque cuando hacemos las pruebas, ya son pruebas más específicas, que ya sabes que la gente estuvo expuesta (al Covid-19)”, comentó.

Pero, ¿cuál han sido el mayor reto en medio de esta pandemia?, pregunto este medio. “Creo que el mayor reto es el miedo de los pacientes a venir a las facilidades de salud y lo que ha llevado a que muchos pacientitos ya con enfermedades crónicas se compliquen de salud, terminen en una sala de emergencia, terminen en un hospital y obviamente, aunque sabemos que los hospitales mantienen unas medidas de seguridad y de asepsia, pero son un área más vulnerable para este paciente complicado de salud”, respondió.

En SIM se ha reforzado todo lo que es tele salud, telemedicina y call center para poder atender el volumen de pacientes que atiende la empresa, que sobre 71,000 pacientes para no dejarlos desprovistos de servicios y de medicamentos. También tuvieron que ampliar el proyecto de entrega de medicamentos al hogar porque así el paciente que usa medicamentos no tiene que acudir al centro, sino que se le hace la telemedicina, el médico envía la receta electrónica, la farmacia despacha y se entrega a través del programa gratuito.

“Otro reto que hemos visto, muchos empleados que son mujeres, específicamente en edad reproductiva, que tienen niños en edad escolar, han tenido que renunciar a sus trabajos para poderse quedar atendiendo la parte educativa de sus niños porque en el caso de nosotros, aunque hemos pedido hacer algunos acomodos razonables, pero como somos servicio esencial y servicio directo, pues hay posiciones que yo no puedo aprobar un acomodo, entonces mucha gente termina renunciando. Eso a veces nos complica mas el servicio porque tienes que reclutar nuevos empleados, adiestrarlos, que conozcan el sistema para que los procesos sean ágiles”, añadió.

En SIM hay 554 empleados, aunque hay varias convocatorias abiertas porque han recibido fondos adicionales, por ejemplo, de propuestas federales que reciben para salud dental, de los mismos fondos de estímulo económico de Covid-19, donde estuvieron reclutando más choferes para un sistema de transporte, más tecnólogos médicos para poder apoyar la parte de las pruebas y mayor personal de enfermería.

“Esa es otra cosa, hemos tenido muchas bajas de enfermería. A pesar de que se nos han ido, pues vamos rellenando esas vacantes, pero nos toma tiempo y esfuerzo volverlos a adiestrar, que conozcan al sistema. En adición, contratistas que, por ejemplo, el call center que comenzamos en agosto con empleados full time 24 horas para poder atender el volumen de llamadas que nos aumentó de 4,000 a casi 8,000 llamadas semanales y estábamos perdiendo mucho acceso, mucha comunicación con el paciente, así que reforzamos esa área”, precisó.

Más se unen al sistema

Cada vez son más los municipios que establecen sistemas de rastreo. Los más recientes que han anunciado esta iniciativa han sido Cayey y Las Piedras. En un comunicado de prensa, el alcalde Rolando Ortiz, dijo que “ahora junto a la epidemióloga Melissa Torres estaremos encaminando todo un esfuerzo humano para lograr que las familias cayeyanas entiendan el proceso del sistema de rastreo, que es seguro y necesario”.

Fuente: elvocero.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario