Mundo09 agosto 2019

Corte de Kirguistán ordena que expresidente siga detenido

MOSCÚ (AP) — Un tribunal de Kirguistán ordenó el viernes que el expresidente Almazbek Atambayev siga detenido mientras espera un juicio por corrupción.

El arresto de Atambayev desencadenó dos días de disturbios que dejaron un policía muerto y más de 100 heridos y planteó dudas sobre la estabilidad de la estratégica nación de Asia Central, que comparte frontera con China y acoge una base militar rusa.

La calma regresó a la capital del país, Biskek, tras una fuerte represión de la policía. Sin embargo, la acción policial demostró que el gobierno parece tener un control férreo del poder.

Atambayev, que gobernó el país entre 2011 y 2017, fue despojado de la inmunidad judicial que tenía como expresidente y enfrenta una amplia variedad de cargos, entre ellos corrupción y expropiación de bienes.

El exdirigente rechazó las acusaciones y las calificó de intento "absurdo" de su exprotegido, el actual presidente Sooronbai Jeenbekov, para silenciar a los críticos. Poco antes de su detención, Atambayev instó a sus partidarios a presionar por la renuncia de Jeenbekov.

Los seguidores de Atambayev frustraron el primer intento de las autoridades para arrestarlo el miércoles, pero las autoridades superaron su resistencia un día más tarde con cañones de agua, granadas aturdidoras y gases lacrimógenos.

La policía también dispersó a unos 1.000 seguidores del expresidente que se manifestaron en la capital el jueves en la noche e intentaron entrar en el Parlamento, y detuvo a unas 40 personas.

Los dos primeros presidentes de Kirguistán después de la independencia fueron obligados a abandonar su cargo por revueltas sociales, y los dos días recientes de violencia alimentaron el temor de que se produjera otro episodio de inestabilidad. La dura y decidida acción policial del jueves alivió esos temores.

Los centros comerciales y otros negocios que cerraron el jueves, por temor al saqueo generalizado que acompañó a los anteriores brotes de violencia, reabrieron sus puertas el viernes y la capital se mantuvo en calma.

Los dos días de tensiones precedieron a la reunión del viernes de los primeros ministros de la Comunidad Económica de Eurasia, un grupo dominado por Rusia.

Rusia, principal patrocinador y aliado de Kirguistán, ha pedido moderación. El primer ministro ruso Dmitri Medvedev se reunió con Jeenbekov el viernes, ofreciéndole más apoyo.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario