Copa de las Américas 22 noviembre 2015

Peloteros cubanos, los nuevos cruzados del Caribe

deiny Hechavarría se paró al borde de la cerca que separa la grama de la arcilla en el parque de los Marlins y saludó uno a uno a sus compatriotas con esa familiaridad de los santiagueros.

"Cada vez somos más en el Caribe'', dijo el torpedero de los Marlins, quien abrazó a los cubanos que vinieron a Miami como parte de los clubes participantes en la primera edición de la Serie de las Américas. "Esto antes no era así''.

De manera tímida primero y luego de una forma evidente, la presencia de jugadores de la mayor de las Antillas está dejando una huella innegable en las ligas invernales que estaría a punto de dispararse aún más.

Solamente a este experimento de la Copa de las Américas vinieron nueve peloteros nacidos en la isla, y esto apenas es una representación de todos los que se desempeñan en Venezuela, México, Puerto Rico y República Dominicana.

"No puedo hablar de desarrollo en mi manera de jugar sin mencionar el tremendo valor que tiene para mí jugar en la pelota del Caribe'', afirmó Adonis García, miembro de los Bravos y Atlanta, ahora con el uniforme del Magallanes. "Hay que saber lo que esto para entender mejor a las Grandes Ligas. Mucho de lo que soy y puedo lograr se lo debo a la pelota invernal''.

García es quizá el rostro más conocido del contingente cubano que jugó en el parque de los Marlins, integrado además por Rangel Ravelo, Rubi Silva, Yoanner Negrín (Cardenales de Lara), Hassan Peña (Magallanes), Francisley Bueno, Jorge Martínez, Juan Miranda y Yunesky Maya (Tigres del Licey).

Para algunos, la pelote Caribe es una manera de proveer sustento para la familia, otros la contemplan como una vitrina que les permita atraer la atención de los equipos de las Mayores, pero en todos los casos nadie se queja de la experiencia.

"Con el favor de Dios, esta es una manera para que todos vean lo que podemos hacer en una pelota de calidad'', afirmó Ravelo, quien pertenece a los Atléticos de Oakland y está destrozando la pelota en Venezuela a fuerza de batazos. "Esto me acerca más a mi sueño de jugar Grandes Ligas''.

De invierno a invierno, la mayoría de los cubanos se han convertido en guerreros del camino, como el caso de Negrín, quien ha visto acción desde el 2012 con los Leones del Caracas, los Olmecas de Tabasco, los Tigres de Aragua, los Leones de Yucatán y hasta la selección nacional de España en el Clásico Mundial del 2013.

Miranda, por su parte, ha jugado en Puerto Rico y Japón; Maya lanzó en abril un juego sin hit ni carrera en Corea, donde también ha participado Bueno. Allí donde se escucha el canto de sirena del béisbol se puede encontrar un cubano.

Pero este contingente pudiera duplicarse si finalmente se llega a un acuerdo duradero entre la Confederación del Caribe y la Federación Cuba para permitir que jugadores de las Series Nacionales puedan incursionar en las ligas invernales.

Aunque se había hecho un anuncio sobre el tema en la primera mitad del año, todavía el pacto no ha entrado en pleno vigor.

"Van a venir más cubanos, de eso no cabe duda'', agregó García. "Esta es una pelota de muchísimo nivel, que te exige y te mejora. El que ha jugado en el Caribe sabe lo que estoy diciendo. Es una marca de calidad''.

Siga a Jorge Ebro en twitter: @jorgeebro


Read more here: http://www.elnuevoherald.com/deportes/beisbol/article45897385.html#storylink=cpy


Fuente: elnuevoherald.com/ Jorge Ebro

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario