Mundo 13 julio 2020

Con presidenta con COVID-19, Bolivia aplica gobierno virtual

LA PAZ, Bolivia (AP) — Con la presidenta interina Jeanine Áñez en aislamiento tras dar positivo al COVID-19 y otros cinco ministros en la misma situación, el gobierno en Bolivia se conduce en gran medida de manera virtual.

Pero no son los únicos. Eva Copa, presidenta de la Asamblea Legislativa y segunda en jerarquía del Estado, también dio positivo y preside las sesiones del Senado a distancia, se informó el lunes.

Áñez, de 53 años, dio positivo el jueves y Copa el viernes en momentos en que la pandemia “ingresó a un ascenso vertiginoso de contagios”, según el Jefe de Epidemiología, Virgilio Prieto. El lunes los contagios llegaron a 48.187 y los decesos a 1.807.

La mandataria está aislada en la residencia presidencial en La Paz desde donde mantiene reuniones virtuales permanentes y recibe reportes diarios. Es asintomática y está de buen animo, según su médico Andrei Miranda. El viernes salió a la terraza con su perro para saludar a sus partidarios y envía mensajes por la televisora estatal.

“Estoy bien no he tenido fiebre y no he tenido cansancio”, dijo Áñez en un mensaje que publicó en su cuenta de Twitter.

El colaborador más cercano de Áñez, el ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, fue el primero en contraer el nuevo coronavirus y se recupera en su casa. El domingo fue internado el ministro de Economía, Oscar Ortiz. En tanto, los ministros de Salud, Heidy Roca, y de Minería, Jorge Oropeza, están en recuperación. Todos presiden reuniones por internet y se reportan a diario con la mandataria.

Por la tarde, la canciller Karen Longaric informó que también se contagió de la enfermedad. “Por el momento, me encuentro bien y estoy asintomática. Si Dios lo permite, continuaré trabajando por Bolivia, desde mi casa”, escribió la autoridad en su cuenta de Twitter.

“Tenemos un gobierno mermado y la pandemia está obligando al teletrabajo en todo el mundo. Para nosotros es un desafío, pero tampoco es algo novedoso. Debemos adaptarnos rápidamente”, dijo el especialista en ciencia política Jorge Dulón.

En el Legislativo, dominado por el Movimiento al Socialismo (MAS), el partido del expresidente Evo Morales, una decena de diputados y senadores dieron positivo. Las sesiones no han paralizado y se mantienen de martes a jueves con un grupo de legisladores que las siguen a distancia, dijo el presidente de los diputados, Sergio Choque.

La pandemia ha trastocado la difícil gestión de Áñez, quien asumió en noviembre tras una violenta convulsión social que cobró al vida de 36 personas y obligó a Morales a renunciar después de casi 14 años en el poder cuando buscaba un cuarto mandado. Los comicios fueron anulados bajo sospechas de fraude.

Mientras tanto, en la cárcel de San Pedro, al centro de La Paz, desde el pasado fin de semana murieron 12 presos, tres de ellos por COVID-19. La policía aún espera los resultados de las pruebas de los otros nueve.

En todo el sistema penitenciario del país existen 159 casos positivos, 118 sospechosos, 74 dados de alta, 17 hospitalizaciones y 40 fallecidos, según el ministro de Seguridad Ciudadana, Wilson Santamaría.

La pacificación del país todavía era frágil cuando comenzó la cuarentena y desnudó la precariedad del sistema de salud.

El país tendrá nuevos comicios el 6 de septiembre para zanjar sus crisis política en medio del pico de la pandemia.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario