Mundo08 octubre 2019

Comisario UE de Migración pide apoyo para plan de desembarco

BRUSELAS (AP) — El máximo responsable de migración en la Unión Europea instó el martes a los estados miembros a respaldar un plan temporal para desembarcar con rapidez a los migrantes que intentan cruzar el Mediterráneo y repartirlos entre los países que se ofrezcan.

Alemania, Francia, Italia y Malta quieren aprobar un proceso rápido para filtrar a los inmigrantes, reubicar a solicitantes de asilo y repatriar a las personas que no solicitan o no cumplen los requisitos del asilo, todo en un margen de cuatro semanas.

“Es el momento de que todos los estados miembros muestren más solidaridad y más responsabilidad”, dijo el comisario de Migración, Dmitris Avramopoulos, en una reunión en Luxemburgo de los ministros del Interior del grupo para tratar los desafíos migratorios en el Mediterráneo.

“No podemos seguir así con lo que está ocurriendo en el Mediterráneo. No podemos intentar encontrar solamente soluciones circunstanciales. Necesitamos mecanismos permanentes”, añadió.

El sistema se basaría en “compromisos previos” de los países de que aceptarán a solicitantes de asilo, así como en “acelerar procedimientos” que ya existen. Los detalles del plan aún no estaban claros, pero funcionaría al menos durante seis meses a menos que las llegadas de migrantes aumenten de forma drástica.

El mecanismo acordado en Malta el mes pasado también señala que la UE prestará “asistencia financiera, técnica y operativa” a los países participantes.

Durante más de un año, Italia y Malta prohibieron amarrar o desembarcar pasajeros a los barcos humanitarios que recogen a los migrantes que zarpan desde Libia en endebles embarcaciones. El exministro del Interior italiano, contrario a la inmigración, incluso amenazó con encarcelar a las tripulaciones de los barcos de rescate gestionados por organizaciones benéficas.

La postura adoptada por los dos países derivó en pulsos en los que migrantes que habían sido rescatados pasaron semanas en el mar hasta que otros países de la UE prometieron aceptar al menos a algunas de las personas que buscaban seguridad o una vida mejor en Europa.

“Tanto salvar a la gente de ahogarse como combatir a los contrabandistas sin escrúpulos entroncan con los valores fundacionales europeos, de modo que estoy bastante seguro de que muchos países expresarán su simpatía por esta solución”, dijo el ministro alemán del Interior, Horst Seehofer.

La disposición de Seehofer de que Alemania reciba a un cuarto de los rescatados por barcos humanitarios ha provocado críticas incluso en su partido conservador. Pero el ministro replicó a los escépticos, señalando que en 14 meses Alemania ha recibido a 225 personas rescatadas en el mar, y que “de verdad no pueden decir que este sea el gran desafío de nuestra era (...) tenemos otros problemas”.

“Por supuesto, debemos protegernos de que haya un ‘efecto llamada’, un ‘efecto imán’”, dijo. “Y lo hemos hecho diciendo que si se abusa de esta solución, si los cientos de hoy se convierten en miles, entonces puedo decir mañana que el mecanismo de emergencia ha terminado”.

Más de un millón de migrantes llegaron a la UE en 2015, la mayoría refugiados de países en guerra como Siria o Irak, provocando una de las mayores crisis políticas europeas mientras los países discutían sobre quién debía asumir la responsabilidad de los recién llegado y si debería obligarse a otros a ayudar.

Ahora las llegadas han caído a sus niveles más bajos en unos siete años, especialmente entre Libia e Italia, pero los países de la UE siguen sin llegar a un acuerdo sobre cómo proceder, y partidos de ultraderecha y antiinmigrantes han aprovechado la confusión.

La ministra finlandesa del Interior, Maria Ohisalo, cuyo país ostenta la presidencia rotatoria de la UE hasta el 31 de diciembre, indicó que los acuerdos temporales como este nuevo plan solo parecen ser una solución para ahora hasta que un nuevo equipo de altos cargos de la UE y la nueva Comisión Europea asuman sus cargos en noviembre.

El anticuado sistema de asilo de la UE, señaló, “lleva años atascado”.

Por su parte, el grupo humanitario Amnistía Internacional señaló que es importante evitar “otro pulso obsceno en el mar”.

“Un acuerdo sólido ayudará a salvar vidas y demostrará que los países de la UE están comprometidos con trabajar juntos para defender valores fundamentales y obligaciones internacionales”, afirmó el investigador sobre migraciones de AI Matteo de Bellis.

___

El periodista de Associated Press Geir Moulson, en Berlín, contribuyó a este despacho.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario