Comercio07 agosto 2019

La venta de uniformes escolares en Cuba ha provocado largas filas de hasta 12 horas

Hasta 12 horas en una interminable fila es el sacrificio que tienen que hacer por estos días madres cubanas para poder comprar los uniformes escolares de sus hijos en la isla.

Un problema que el régimen este año justifica con lo que llama sus dificultades financieras para poder tener a tiempo el tejido con el que se fabrican en Cuba.

Pero como ocurre casi todos los años con la venta de uniformes escolares en la isla, a las largas filas para comprarlo se suma otra vez que cuando a algunos padres les llega el turno para adquirirlos se tienen que ir sin ellos porque ya se acabaron las tallas de sus hijos.

El régimen dijo que por este retraso decidió que primero compraran los grados escolares iniciales.

La venta de uniformes escolares en Cuba ha provocado largas filas de hasta 12 horas

Sin embargo, ante cada cosa que escasea en los hogares en Cuba, ahí está el auxilio de los exiliados de Miami. Y los uniformes escolares no podía ser menos.

La tienda Ñó Qué Barato en Hialeah produce y vende estos uniformes. Su dueño, el empresario cubanoamericano Serafín Blanco, dice que incluso recibe llamadas y pedidos de cubanos desde la isla.

En una nota oficial para justificar los problemas con los uniformes escolares, el Ministerio de Comercio Interior de la isla dijo que la industria estatal hace lo que llamó un gran esfuerzo para concluir la producción de estos uniformes, pero que coincidentemente, la mayoría de los trabajadores que los fabrican son mujeres y estas están de vacaciones este mes de agosto.

Fuente: Rolando Nápoles / América Tevé

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas