cocaína20 agosto 2019

Noventa detenidos en aeropuertos cubanos por intentar introducir drogas

Noventa personas fueron detenidas en aeropuertos cubanos durante 2018 por intentar introducir drogas en el país, informa la agencia estatal Prensa Latina.

Son 54 cubanos y 36 extranjeros supuestamente relacionados con 49 operaciones destinadas principalmente a comercializar los estupefacientes dentro de la Isla, según el reporte. La mayoría de las intercepciones se produjeron en el aeropuerto José Martí.

La agencia estatal no precisó las consecuencias penales para estas personas.

La Aduana ha informado durante 2019 de otros intentos. Hace unos días —indicó Prensa Latina— agentes aduaneros detectaron en el aeropuerto de La Habana a un viajero extranjero que llevaba 36 cápsulas de cocaína líquida en el interior de su cuerpo.

El reporte oficial señaló que se trata de un incidente más "aparejado también al desarrollo turístico y a la diversificación de las relaciones comerciales que ponen a Cuba como punto de entrada o de tránsito de sustancias prohibidas".

El Gobierno suele reconocer la entrada de droga a la Isla, pero minimiza la existencia de una demanda y un mercado internos.

"Estamos listos para combatir cualquier tipo de contrabando y el tráfico de estupefacientes, y quede claro que cuando decimos tolerancia cero a las drogas no se trata de un lema, es real", afirmó recientemente en conferencia de prensa el jefe de la Aduana General de la República (AGR) de Cuba, Nelson Cordovés.

De acuerdo con los datos oficiales, las autoridades incautaron el año pasado más de 2.438 kilogramos de sustancias psicotrópicas, "la mayoría marihuana procedente de recalos provocados por operaciones internacionales de narcotráfico que no tenían a la Isla como destino".

La cifra representa la menor cantidad de droga ocupada en los últimos tres años, e incluye 2.071 kilogramos de marihuana, 363 de cocaína, tres de cannabinoides, uno de crack y 0,15 kilogramos de hachís.

No obstante, la reducción en la cantidad de droga interceptada en 2018 no significó una disminución de los peligros regionales o desafíos internos, reconoció el Ministerio del Interior.

La Habana asegura que, pese a su diferendo con Washington, mantiene "un sostenido intercambio de información y cooperación con el Servicio de Guardacostas de Estados Unidos y sus instituciones antidrogas".

Fuente: diariodecuba.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas