Entretenimiento 07 abril 2020

Cinéfilos consiguen la manera de salir juntos, virtualmente

Hay 44 personas en el canal de Slack Social Distance Movie Club, donde empleados de Crooked Media han discutido desde una película de un terremoto con Dwayne Johnson hasta la actuación de Faye Dunaway como Joan Crawford en “Mommie Dearest” (“Mamita querida”).

No tiene nada que ver con el trabajo que han hecho en la compañía en Los Ángeles, que produce podcasts como Pod Save America (y que también ayudó a recaudar más de un millón de dólares para la lucha contra el coronavirus). Pero en las últimas semanas trabajando desde casa, se ha convertido en una manera para poner en pausa las noticias y escapar juntos al mundo del cine.

Con los cines cerrados y la mayoría de la gente encerrada en sus casas, las “fiestas de cine virtual” han estado adquiriendo popularidad. Simulan la experiencia de salir al cine, y uno ni siquiera tiene que compartir sus palomitas.

Michael Martínez, productor ejecutivo de Crooked Media para noticias y política, empezó el Social Distance Movie Club con The Rock en “San Andreas” (“Terremoto: La falla de San Andrés”). Desde entonces, su equipo ha visto "National Treasure” (“La leyenda del tesoro perdido”) y “Road House” (“El duro”).

“Empezó como algo gracioso que hacer”, dijo Martínez. “Pero ha preservado parte de la experiencia de estar en la oficina cuando hablas con alguien en la cocina sobre, por decir algo, la película de Keanu que viste el fin de semana antes”.

Y no son sólo amigos y colegas. Estudios de cine, actores e incluso algunas publicaciones están reuniendo gente en línea para ver una misma película a través de un hashtag en Twitter.

MGM Studios hace dos semanas tuvo una fiesta de “Legally Blonde” (“Legalmente rubia”), transmitiendo la exitosa comedia con Reese Witherspoon de manera gratuita en Facebook un viernes por la mañana.

Stephen Bruno, el jefe de mercadotecnia de MGM, dijo que estaban buscando maneras de entretener y decidieron minar su videoteca en busca de títulos alegres. “Legally Blonde” era una opción obvia.

Cuando le preguntaron a Witherspoon si le gustaba la idea, según Bruno, la actriz “dijo algo así como, ‘todo el mundo podría usar un poco del positivismo de Elle Woods en este momento”.

Witherspoon y el coestelar de la cinta Victor Garber ayudaron a promover el evento en redes sociales y la gente respondió. Cerca de 1,1 millones de personas se conectaron durante la transmisión del filme, que llegó a tener hasta 22.300 espectadores simultáneos.

“Quedamos impresionados con los números”, dijo Bruno. “Esperamos poder hacer más”.

Focus Features probó hacer lo mismo con “Emma” y reclutó a la anfitriona de Turner Classic Movies Alicia Malone para que moderara una discusión en Twitter a una hora designada. Pero los espectadores tenían que rentar la cinta por 19,99 dólares si querían participar. El estudio también está empezando Movie Mondays, una serie gratuita los lunes en Facebook, con enlaces para donar dinero al Fondo de Respuesta al COVID-19 de la Fundación de la Industria del Entretenimiento. Las películas incluyen “Moonrise Kingdom” (“Moonrise Kingdom - Un reino bajo la luna”) el 14 de abril a las 8PM hora del este.

Pero no todo el mundo está ejerciendo presión para ver películas en grupo. El Instituto de Cine Estadounidense (AFI, por sus siglas en inglés) creó el Club de Cine AFI, que está curando selecciones diarias con introducciones de personalidades de alto perfil, desde Steven Spielberg hasta Brad Pitt.

La disponibilidad de películas en internet puede ser un desafío. Una cosa es que un grupo de personas se ponga de acuerdo para ver una cinta. Otra, encontrar una que pueda verse por streaming en un sitio donde todos tengan una cuenta de acceso.

Ese es un problema que la reportera de cine Tomris Laffly encontró con su grupo de amigos. En vez de Slack, ven películas juntos en la aplicación “Netflix Party”, una extensión de Google Chrome que permite que múltiples computadoras transmitan simultáneamente una misma película con una ventanilla de chat a un lado de la pantalla. Lo único es que tiene que ser de Netflix para que funcione.

“Parece que hay mucho para ver en la biblioteca de Netflix, pero de hecho no es tanto cuando lo reduces a las películas que todos quieren ver”, dijo Laffly.

Hasta ahora han visto “Magnolia”, “Tootsie” y “Kingpin” (“Locos por el juego”).

El huso horario también puede representar un reto. Su grupo de ocho personas está todo en Nueva York. Ha sido más difícil programar algo que ver con su hermana, que vive en California y tiene un hijo de 3 años.

Billy Donnelly, un cinéfilo en Carolina del Norte, curó su propio festival de cine con tema de coronavirus para amigos y familiares con películas disponibles en Amazon Prime y Netflix que podrían ver y luego discutir juntos en Facebook o Instagram.

“Pueden hacerlo en su propio tiempo, en su propio espacio”, dijo. “Necesitamos contacto humano en este momento y esto es cercano”.

Las películas incluyen “Groundhog Day” (“Hechizo del tiempo”), “Miracle Mile” (“La última milla”), “Space Jam” (“Space Jam: El juego del siglo”), “The Interview” (“Una loca entrevista”) y “Snowpiercer” (“El expreso del miedo”).

Las salidas virtuales al cine les han dado a muchos una distracción bienvenida en estos tiempos de confinamiento, pero no es necesariamente un sustituto permanente a la alternativa.

“Todo el mundo está emocionado de tener algo que hacer”, dijo Laffly. “Después de esto esperamos poder seguir haciéndolo, pero en persona”.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario