Ciego de Ávila 03 octubre 2020

Prensa oficial confirma brote de coronavirus en la prisión de Canaleta

La prensa oficial confirmó este jueves un evento de COVID-19 en la prisión provincial de Ciego de Ávila, conocida como Canaleta, del que activistas de derechos humanos que residen en la cabecera municipal habían reportado desde el miércoles a Radio Televisión Martí.

Según el diario estatal Invasor, “el evento ha generado varios casos entre combatientes y población penal y es uno de los tres focos de transmisión activa que afectan actualmente al territorio avileño”.

Los activistas habían alertado sobre la presencia de casos de coronavirus en el sistema penitenciario provincial, teniendo como primera fuente del contagio al director del departamento de Cárceles y Prisiones, así lo reportó Oscar Cervantes.

“Todos esos militares que estuvieron reunidos con el director infestaron la prisión de Canaleta, entonces desocuparon la cárcel del municipio de Morón y pasaron todos los internos para la prisión provincial, decidiendo utilizar al centro penitenciario de Morón, como hospital para atender a los reclusos exclusivamente, destacó Cervantes”.

Ayer jueves, el activista Jose Carlos Fernández realizó una llamada al número telefónico que aparece en pantalla durante los partes oficiales diarios de la pandemia con el propósito de reclamar a las autoridades transparencia sobre la situación de la prisión ante la preocupación de familiares de los reos, resultando ser la dirección nacional de Salud Pública, donde lo atendió un funcionario, nos dice el opositor.

image.png

“Les dije que el pueblo avileño quería saber sobre el evento epidemiológico de la carretera de Sanguily, en el kilómetro tres, del cual solo hablaron una vez así. Están ocultando que es la prisión provincial de Canaleta. Tienen miedo de decir que el centro está contagiado con elCOVID-19 y no lo quieren decir. Prometieron darme respuesta hoy”, explicó.

Este viernes, Ciego de Ávila registra un panorama aún más complicado, con 27 de los 48 casos reportados en el país. En los últimos cinco días se han confirmado un total de 151 nuevos contagios y hay nuevas manzanas aisladas en las zonas norte y sur de la ciudad por el incremento de los casos. A la ya difícil situación se suman apagones nocturnos, falta de gas licuado y el desabastecimiento de alimentos.

El barrio donde Cervantes reside, en la zona sur, fue cerrado el jueves porque confirmaron como positiva a una pareja de cuentapropistas.

“Aquí en el reparto Rio Fraga, que es donde yo vivo, una gente que trabajaba frente al hospital en un puesto de vender bocaditos, parece que se contagiaron con los que venían a comprar, dieron positivo y se los llevaron ayer. Entonces mi cuadra la cerraron. Hay un desorden tremendo con el agua, lo mismo la ponen por la noche, que por la mañana, que la quitan y no la ponen”, afirmó el activista.

Por su parte, José Carlos Fernández ratifica que el panorama por el rebrote sigue siendo muy complejo.

“Todos los días después de las tres de la madrugada hay apagones en la ciudad, seguimos sin abasto de alimentos, y a muchos de los vecinos se nos ha acabado el gas licuado. Vamos a ver que inventamos, porque no podemos entrar al centro de la capital”, expresó Fernández.

Fuente: martinoticias.com/ Tomás Cardoso

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario