Chile 17 septiembre 2021

Sospechosos del asesinato del dentista cubano en Chile le tenían retenido sus documentos legales

Testigos aseguran que el joven cubano estaba planeando denunciar esto cuando fue asesinado por sus jefes

Según publica Periódico Cubano, continúan saliendo a la luz detalles sobre el asesinato de Reinier Sánchez, el dentista cubano cuyo cuerpo fue encontrado en Chile el pasado 3 de agosto. En esta ocasión, se reveló que el antillano estaba siendo usado como un esclavo y retenido en contra de su voluntad.

De acuerdo con el medio chileno Meganoticias, los jefes del cubano habían decomisado sus documentos legales, por lo que este no podía abandonar ese trabajo. De igual manera, trascendió que el dentista planeaba denunciar estas malas prácticas laborales cuando fue asesinado.

El citado medio indicó que Sánchez arribó a Chile en 2016, buscando mejores oportunidades de vida.

Victoria Parra, quien le arrendó un cuarto en Batuco, forjó una amistad con Sánchez, describiéndolo como un joven respetuoso y educado.

Parra explicó que Sánchez no pudo ejercer por completo su profesión debido a su situación como irregular en el país, por lo que debió de conseguir otros trabajos.

“Trabajó en la construcción. Después por intermedio de amistades de él lo contactaron con este señor (Rolando Villagrán) de la clínica esa”, declaró su arrendadora.

El joven comenzó a laborar en la clínica de Villagrán en 2018, pero comenzó a recibir malos tratos por parte de sus jefes, mismos que terminarían arrebatándoles la vida en 2021.

Según Parra, el cubano descubrió que sus jefes tenían problemas con el consumo excesivo de drogas.

Embed

Esto, sumado al presunto romance que surgió entre el cubano y la pareja de su jefe, Clara González, fueron las cosas que provocaron su asesinato.

El citado medio también publicó las declaraciones de Claudia Fernández, una de las pacientes de Sánchez, quien durante una de sus consultas se enteró de que Villagrán tenía en su posesión el pasaporte y todos los documentos necesarios para que el cubano permaneciera en el país, para así garantizar que el dentista no dejara su trabajo.

La mujer indicó que el presunto romance la tomó por sorpresa, pues la última vez que habló con Sánchez, este no podía “ni ver” a González.

“No sé qué habrá gatillado en él que haya tenido un desliz con ella, pero cuando él me habló de ella, no la podía ni ver”.

La Fiscalía llegó a la conclusión de que Villagrán y González planearon el homicidio del dentista, lo desmembraron depositados los restos en bolsas que fueron arrojados al río Perquilauquén, a unos 400 kilómetros de Lampa, en la región de Ñuble.

Las autoridades también descubrieron que Rolando Villagrán, el dueño de la clínica, nunca fue dentista, pues usurpó el nombre de su hijo para ejercer de manera ilegal su profesión.

Notas Relacionadas

Deja tu comentario