Chávez 04 febrero 2022

4 de febrero de 1992: hace 30 años Hugo Chávez dio la primera estocada mortal contra la democracia de Venezuela

El vicealmirante retirado Rafael Huizi Clavier, exdirector de la Escuela Naval y exsegundo comandante de la Armada, recordó que el país atravesaba por una crisis multidimensional y el grupo de insurrectos liderado por el llamado líder de la revolución bolivariana había estado conspirando desde hace 10 años. Fue la crónica de un golpe anunciado, afirmó el vicealmirante retirado, porque muchos sabían que la confabulación estaba en marcha y se unieron factores que contribuyeron a que los militares intentaran derrocar al presidente Carlos Andrés Pérez

El intento de golpe de Estado que lideró Hugo Chávez el 4 de febrero de 1992 fue la primera estocada mortal contra la democracia en Venezuela. El vicealmirante retirado Rafael Huizi Clavier, exdirector de la Escuela Naval y exsegundo comandante de la Armada, así lo afirmó en una entrevista con El Nacional desde España, donde está exiliado.

Ese día, hace 30 años, un grupo de militares insurrectos pretendió derrocar al entonces presidente Carlos Andrés Pérez, pero el líder de la revolución bolivariana debió aceptar después el fracaso y rendirse ante la opinión pública. En ese momento surgió su popular frase “por ahora”, que sus seguidores han usado a lo largo de los años como una bandera de triunfo y con la que, además, celebran esa acción golpista.

Eran cinco tenientes. Además de Chávez, el complot lo lideraron Francisco Arias Cárdenas, Yoel Acosta Chirinos, Jesús Miguel Ortiz Contreras y Jesús Urdaneta.

Chávez ya venía conspirando

“El 4 de febrero es un aciago para la democracia en Venezuela, para un sistema que venía funcionando desde 1958 y que ya estaba desgastado. El país pasaba por diferentes crisis: económica, social, política; y este grupo de militares, que venía conspirando 10 años o 12 años atrás, insurgió pese a que fue la crónica de un golpe anunciado. Muchos sabían que la conspiración estaba en marcha y se unieron factores que contribuyeron a que los militares intentaran ejecutar el golpe”, manifestó el vicealmirante retirado.

“Eso, para mí, fue mortal para la democracia. Porque ya la democracia estaba siendo cuestionada y las mismas Fuerzas Armadas tenían sus problemas después de la crisis del Caldas (1987). Había grupos de intelectuales y civiles que también estaban conspirando o, por lo menos, le hacían carantoñas al golpismo o a la conspiración”, agregó.

Huizi Clavier, autor del libro Indignidad. Génesis e historia de una afrenta a la patria y sus instituciones (2021), señaló que uno de esos grupos fue el de los notables, encabezado por el escritor y periodista Arturo Uslar Pietri, críticos del segundo gobierno de Pérez. También había otro conformado por reconocidos militares.

Fuente: El Nacional

Notas Relacionadas

Deja tu comentario