Carolina Barrero 17 noviembre 2021

Carolina Barrero en prisión domiciliaria y con cámaras de vigilancia tras ser formalmente acusada de instigación a delinquir

Esta miércoles publicó un video de la tala de árboles en su cuadra para facilitar el monitoreo a su vivienda desde cámaras de vigilancia

La historiadora del Arte y activista del 27N Carolina Barrero, detenida el 15 de noviembre cuando se disponía a participar en la Marcha Cívica por el Cambio en Cuba, convocada para ese día por la plataforma Archipiélago, fue puesta en libertad tras ser “formalmente” acusada de Instigación a delinquir.

A la intelectual, licenciada en Historia del Arte por la Universidad de La Habana y Máster en Instituciones Culturales por la Universidad Complutense de Madrid, le fue ratificada la sanción de reclusión domiciliaria que ya venía cumpliendo desde hace varios meses sin que mediara juicio previo.

https://twitter.com/carolinabferrer/status/1461042905422913536

Esta miércoles publicó un video de la tala de árboles en su cuadra para facilitar el monitoreo a su vivienda desde cámaras de vigilancia.

Según relató Barrero en su perfil de Facebook, durante su detención en el Vivac, fue “atendida por la misma instructora que se ocupara del caso del artista visual Hamlet Lavastida", quien tras pasar varios meses preso en Villa Marista, el cuartel general de la Seguridad del Estado, fue obligado a abandonar Cuba en compañía de su novia, la escritora Katherine Bisquet.

Media cuadra (manzana) debió caminar la activista entre los gritos, las ofensas de quienes integraban el piquete del mitin de repudio frente a su hogar al cual, dijo, enviaron después más de cincuenta personas a “repudiar” a su padre, de quien expresó sentirse muy orgullosa por la forma en que reaccionó ante las turbas.

"Marchar por la liberación de los presos, por el respeto de nuestros derechos civiles y políticos no es delito. Delitos son las desapariciones, los actos de repudio, las patrullas fuera de las casas, la criminalización de una parte de la ciudadanía por ejercer su voluntad y derecho de manifestación. El poder autoritario de Cuba solo reconoce como ciudadanos a quienes son afines a la ideología de un partido, al resto los ha convertido en enemigos. Pero el régimen olvida que el poder real no reside en el privilegio de unos pocos, el poder real está en la voluntad de cada uno de los ciudadanos. Y eso lo tenemos cada día más claro", escribió Barrero.

Embed

En su post pidió "Libertad para los manifestantes del 15N. Libertad para los manifestantes del 11J. Libertad para todos los presos políticos y de conciencia".

En comentarios anteriores la curadora de Arte ha dicho que la Seguridad del Estado funciona "no muy distinto de la forma que tuvieron los aparatos represores de Europa del Este, como si fuese una especie de Stasi tropical".

Notas Relacionadas

Deja tu comentario