Mundo 26 mayo 2020

California plantea normas para reabrir lugares de oración

LOS ÁNGELES (AP) — El rabí Shalom Rubanowitz está ansioso por reabrir las puertas de su sinagoga — si su congregación puede encontrar un equilibrio entre las leyes de Dios y California durante la pandemia del coronavirus.

El estado publicó el lunes normas que permitirán que los condados dejen que haya servicios de oración presenciales. Incluye un límite de feligreses de 100 o menos, tomar la temperatura de todos, limitar los cantos y recitaciones grupales, y no compartir libros de oración u otros artículos.

La congregación ortodoxa de Shul on the Beach en el condado Venice Beach de Los Ángeles se apegará a las normas, al consultar con las autoridades rabínicas que dan mucha importancia a la preservación de la vida, dijo Rubanowitz.

“Podemos hacerlo, es sólo una cuestión de cómo”, dijo y señaló que los creyentes ortodoxos tienen prohibido utilizar tecnología o traer muchos artículos personales durante el sabbat.

El camino de reapertura ofrece “una gran cantidad de esperanza”, agregó. “Es lo que necesita la gente”.

Los lugares de oración son el foco más reciente mientras el estado alivia las órdenes de quedarse en casa impuestas a mediados de marzo que cerraron todos menos los negocios esenciales y dejaron a 40 millones de californianos en casa para contener la propagación del COVID-19.

Las precauciones de distanciamiento social son mencionadas para reducir la cantidad de hospitalizaciones y muertes, y la mayoría de los 58 condados de California están muy avanzados en la segunda de las cuatro fases del gobernador Gavin Newsom para reactivar la golpeada economía. El lunes, el estado allanó el camino para reanudar las compras en tiendas con restricciones de distanciamiento social, aunque los condados pueden decidir si lo permiten.

Los condados también decidirán si permiten la reapertura de servicios presenciales en iglesias, mezquitas, sinagogas y otras instituciones religiosas. Los servicios religiosos presenciales están relegados a la fase tres que, había indicado Newsom, podría demorar semanas.

Sin embargo, podrían permitirse mucho antes bajo las normas. Los condados que están teniendo éxito para controlar el virus probablemente avancen más rápido. Otros con brotes — como el condado de Los Ángeles que tiene un 60% de las aproximadamente 3.800 muertes de California — podría optar por demorarlos.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario