Brooklyn 15 octubre 2020

El alcalde de Nueva York se fija el domingo para decidir si las restricciones permanecerán vigentes

El alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, se ha fijado el domingo como fecha para decidir si la ciudad está preparada para levantar las restricciones vigentes por la pandemia adoptadas recientemente en áreas de Brooklyn y Queens.

De Blasio ha puntualizado en rueda de prensa que, para este día, las autoridades neoyorquinas tendrán "una buena fotografía" para saber si las limitaciones pueden relajarse la semana que viene o si, por el contrario, necesitan "más tiempo".

"La nivelación (de las cifras de nuevos contagios) es un paso en la buena dirección", ha reconocido, antes de trasladar que el porcentaje de la población neoyorquina que ha dado positivo en pruebas diagnósticas de la COVID-19 es del 1,1 por ciento y que la media de los últimos siete días se sitúa en el 1,4 por ciento.

Asimismo, ha informado de que el número de personas que han requerido hospitalización debido a la enfermedad es de 88, lo que se enmarca debajo del límite de 200 que las autoridades locales habían fijado. En referencia a la media nuevos casos registrados en los últimos siete días, De Blasio ha señalado que son 499, debajo del límite de 550.

No obstante, a pesar de que los nuevos contagios experimenten una época de "meseta", el alcalde neoyorquino ha remarcado que la ciudad lucha contra "una segunda ola del coronavirus" y que queda "más por hacer", según recoge la cadena de televisión CNN.

"No hay necesidad de una segunda ola en la ciudad de Nueva York, podemos pararla si actuamos de forma decisiva ahora", ha aseverado, reiterando que las limitaciones en los vecindarios citados "protegen a toda la ciudad".

De Blasio sostuvo el miércoles que las cifras de contagio por la COVID-19 se "nivelan" en las comunidades afectadas, pero el gobernador del estado homónimo, Andrew Cuomo, advirtió de que la enfermedad "no se irá pronto".

Algunos vecindarios neoyorquinos con gran presencia de comunidades de judíos ortodoxos han registrado incrementos en sus cifras de nuevos contagios por la COVID-19, lo que obligó a imponer restricciones que generaron protestas ultraortodoxas en zonas como Brooklyn.

El estado de Nueva York se convirtió en el epicentro de la pandemia de coronavirus desde que estalló la crisis sanitaria. Dentro de este, la ciudad homónima fue la más golpeada.

Actualmente, cuenta con casi 247.000 personas contagiadas y más de 19.000 fallecimientos debido a la enfermedad, según los datos proporcionados por las autoridades neoyorquinas. Estados Unidos, por su parte, cuenta con más de 7,9 millones de casos y más de 217.000 muertes.

Imprimir

Fuente:

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario