Deportes08 octubre 2019

Bravos vuelven a Atlanta, donde los visitantes celebran

ATLANTA (AP) — Los Bravos están de vuelta en Atlanta para un juego decisivo de postemporada. Ese no es necesariamente un buen augurio para el equipo de casa.

Durante años, Atlanta ha sido el sitio donde los visitantes se han acostumbrado a celebrar.

Los Cardenales de San Luis esperan mantener la tendencia este miércoles, cuando enfrenten a los Bravos en el quinto juego de la Serie Divisional de la Liga Nacional.

“Era apenas un niño pequeño cuando eso sucedió”, dijo el campocorto de los Bravos, Dansby Swanson. “La historia es historia. Estamos en el momento actual. Este es un equipo completamente diferente y nuevo. Por lo tanto vamos a enfocarnos en ser lo mejor que podamos mañana”.

De hecho, Swanson tenía sólo 7 años cuando Atlanta comenzó una racha de nueve eliminaciones consecutivas en postemporada con un revés en cinco juegos ante Arizona en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional en 2001.

Aun así, es imposible ignorar que los Bravos están a sólo una serie perdida de igualar el ignominioso récord impuesto por los Cachorros de Chicago entre 1908 y 2003.

Chicago finalmente puso fin a su miseria en playoffs en el quinto juego de una Serie Divisional de la Nacional en 2003. ¿Dónde se realizó ese encuentro? En el Turner Field de Atlanta.

De hecho, se popularizó una broma, según la cual, uno de los sitios más populares del béisbol para fotografías de celebración era el montículo del terreno de Atlanta, con la pizarra del jardín central al fondo. Nueve equipos visitantes eliminaron a los Bravos en su anterior parque de pelota. Los Cardenales lo hicieron dos veces.

“No creo que ninguno de estos chicos aquí piense sobre algo de eso”, señaló el manager Brian Snitker. “La mayoría de ellos no lo recuerdan. Probablemente estaban en la escuela primaria. Y les hablan de eso: ‘ustedes no han ganado una serie de playoffs’ o lo que sea. Insisto: no hemos ganado una en un año en cuanto a mí respecta”.

La mudanza al SunTrust Park en 2017 no cambió la fortuna de Atlanta.

La temporada pasada, los Bravos fueron eliminados en casa por los Dodgers de Los Ángeles en el cuarto juego de la Serie Divisional de la Nacional.

El lunes, los Bravos se quedaron a cuatro outs de eliminar a los Cardenales en San Luis, pero perdieron 5-4 en 10 innings.

Tal vez fue lo más apropiado que su serie al mejor de cinco encuentros haya llegado al duelo decisivo. Tres de los cuatro partidos se han decidido en la última entrada. El margen entre los equipos ha sido de dos carreras o menos en 34 de los 37 innings hasta ahora disputados.

El duelo de lanzadores será una revancha del segundo juego, cuando Mike Foltynewicz, de Atlanta, superó a Jack Flaherty de los Cardenales para una victoria 3-0.

Foltynewicz, elegido al Juego de Estrellas en 2018 y enviado a Triple-A por más de un mes luego de tener un inicio terrible en la temporada, lanzó pelota de tres hits a lo largo de siete capítulos en otra actuación estelar durante su trayectoria de dos temporadas. Terminó con marca de 6-1 y efectividad de 2.65 en 10 aperturas desde que volvió de las menores, y llevó esa forma a la postemporada.

Flaherty tuvo una de las más grandiosas segundas mitades en la historia del béisbol y lanzó bien en su debut en playoffs. Pero un jonrón de dos anotaciones del bateador emergente Adam Duvall selló el triunfo de los Bravos, marcando apenas la segunda vez desde la pausa para el Juego de Estrellas que el derecho de 23 años concede tres carreras en una apertura.

“Va a ser divertido”, aseguró Flaherty el martes luego que los Cardenales llegaron a Atlanta. Vamos, tienes un quinto juego, ganas o te vas a casa. ¿Cómo no estar emocionado al respecto?”.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario