Swanson bateó un doble productor cuando había dos outs en el noveno inning para empatar la pizarra y Duvall añadió un sencillo que impulsó otras dos carreras, para que los Bravos de Atlanta remontaran y vencieran el domingo 3-1 a los Cardenales de San Luis, con lo que tomaron ventaja de 2-1 en la Serie Divisional de la Liga Nacional.

“Ellos nunca renuncian, nunca se rinden”, resaltó el manager de los Bravos, Brian Snitker. “Es increíble el corazón, el deseo y la voluntad de estos chicos”.

Atlanta sólo había conectado cuatro hits antes de despertar contra el dominicano Carlos Martínez. Con dos outs y corredores en las esquinas, Swanson empató el juego 1-1 mediante un doblete contra la barda del jardín izquierdo.

Swanson agitó los brazos para celebrar en la segunda base luego de su tercer imparable del encuentro, el cual llegó después de una base por bolas intencional a Brian McCann. El porcentaje de bateo de Swanson, de .187 con corredores en posición de anotar, era el más bajo en las mayores entre los jugadores calificados para dicha estadística.

“Me encanta Dansby en estas situaciones. Siempre me ha gustado”, dijo Snitker. “A él le encantan estos momentos”.

Swanson relató que, al ver la forma en que se desarrollaba el inning, pensó que tendría la oportunidad de cumplir un turno importante con el madero.

“En estas situaciones, uno simplemente lo intenta, respira y se relaja”, indicó Swanson, quien se perdió los playoffs el año pasado por una lesión en la mano izquierda. “Es más fácil decirlo que hacerlo”.

Duvall, quien ingresó como emergente en el octavo capítulo, bateó después una línea al jardín central para adelantar a los Bravos de manera definitiva. Fue su segundo hit importante en la serie luego que conectó un jonrón como emergente en el triunfo de Atlanta por 3-0 el viernes.

“Estaré listo cuando me necesiten”, recalcó Duvall, quien pasó buena parte del año en la sucursal de la Triple A en Gwinnett.

El cuarto juego está pautado para este lunes en Busch Stadium. Atlanta necesita una victoria más para avanzar a la Serie de Campeonato de la Nacional, algo que no consigue desde 2001.

Es la primera vez que los Bravos ostentan la ventaja en una serie de postemporada desde 2002. En aquel entonces, estuvieron arriba por 2-1 sobre San Francisco en la Serie Divisional.

Atlanta perdió los últimos dos duelos de aquel año.

San Luis desperdició una excelente actuación de Adam Wainwright, quien lanzó pelota de cuatro hits a lo largo de siete entradas y dos tercios en su primera apertura en postemporada desde 2014.

En la era en que los bullpens se encargan de una mayor parte del trabajo en octubre, Wainwright y Mike Soroka libraron un duelo de la vieja usanza. Pero al final, fueron los relevistas quienes decidieron la confrontación.

Por los Bravos, los venezolanos Ronald Acuña Jr. de 3-0; Rafael Ortega sin turno oficial, pero con una anotada. El cubano Adeiny Hechavarría de 1-0.

Por los Cardenales, el dominicanos Marcell Ozuna de 4-2 con una anotada. El puertorriqueño Yadier Molina de 4-0. El venezolano José Martínez de 1-1.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario