El equipo de Tite estiró a 21 su racha de partidos sin perder por las eliminatorias. Marca el paso hacia Qatar 2022, con Argentina (10 puntos) y Ecuador (9) como perseguidores inmediatos.

Uruguay, que acabó con 10 hombres por la expulsión de Edinson Cavani con roja directa a 20 minutos del final, se estancó a mitad de tabla con seis puntos.

La Celeste fue de más a menos en su feudo del estadio Centenario, otra vez sin público debido a las medidas para evitar contagios del coronavirus. El clásico sudamericano se le planteó torcido desde la antesala a Óscar Tabárez al tener que prescindir de su goleador histórico Luis Suárez, quien dio positivo por el COVID-19.

Brasil, en cambio, fue más solvente para llevarse los tres puntos, imponiendo su superioridad con las prestaciones de Arthur en el mediocampo y la solidez de sus centrales Marquinhos y Thiago Silva para maniatar al local. No pareció echar a menos al lesionado a su goleador Neymar ni al volante de contención Casemiro, positivo por el coronavirus.

“Es una sensación indescriptible”, dijo Arthur, quien celebró su primer gol con la selección. “Lo venía buscando desde mucho tiempo..... lo más importante fue haber jugado bien y ayudar al equipo”.

Uruguay sigue sin poder sacudirse de la paternidad reciente de Brasil, al cual no le gana desde 2001 en todas las competiciones, dejando un balance de seis derrotas y cinco empates.

“Se puede resumir con que no nos dio para ganarle a un muy buen equipo que se benefició de las circunstancias del partido y que con el correr del partido justificó el resultado", dijo Tabárez.

En los primeros compases, Uruguay rozó la apertura del marcador con un disparo que Darwin Núñez estrelló en el travesaño tras una pared con Nicolás De La Cruz.

Cuando Brasil había retrocedido en la cancha y apelaba más al contragolpe, Arthur anotó a los 33 un gol que resultó ser un mazazo. La jugada se concibió tras una proyección de Danilo por la derecha para poner un centro que Gabriel Jesus acomodó hacia Arthur, cuyo remate desde media distancia rebotó en el central uruguayo José María Giménez para descolar al portero Martín Campaña.

Brasil se perdió el segundo apenas un minuto después, cuando Campaña encaró un mano a mano para repeler el remate de Roberto Firmino desde la izquierda.

Este fue el primer gran examen de los pentacampeones mundiales en la carrera sudamericana hacia Qatar 2022. Sus primeras tres victorias habían sido ante Bolivia, Perú y Venezuela, los equipos que están hundidos en la parte baja de la tabla.

Una vez dueños de la ventaja, los brasileños jugaron con tranquilidad y dieron el golpe de gracia al filo del descanso. Tras un tiro de esquina, Renan Lodi puso el centro y Richarlison superó a Diego Godín en el salto para cabecear a placer y firmar el 2-0 que fue definitivo.

Uruguay ofreció más voluntad que ideas al intentar torcer el trámite. Los ingresos de Mauro Arambarri y Brian Rodríguez no surtieron efecto alguno para generar peligro.

La expulsión de Cavani por un fuerte pisotón por detrás a Richarlison, avalada tras la consulta del arbitraje, acabó de condicionar a Uruguay para el último tramo.

Uruguay gritó gol a los 78 minutos, pero la anotación de Martín Cáceres fue anulada por estar en posición adelantada.

De todas formas fue una doble fecha que no resultó del todo negativa para la Celeste, dado que el viernes goleó 3-0 a Colombia en Barranquilla.

Las eliminatorias entrarán en una pausa y se reanudarán a fines de marzo. A Uruguay le toca primero disputar el clásico rioplatense contra Argentina en Buenos Aires. Deberá afrontar ese duelo sin Cavani ni el volante Nahitan Nández, éste último por acumulación de tarjetas. El siguiente compromiso de la doble fecha será en casa ante Bolivia.

Brasil, en tanto, visitará primero a Colombia y luego recibirá a Argentina.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario