Deportes 27 septiembre 2021

Brasil espera cerrar monopolio en semifinales sudamericanas

El técnico del Barcelona de Guayaquil respondió con resignación cuando le mencionaron cómo su rival brasileño en las semifinales de la Copa Libertadores se había reforzado recientemente.

En busca de una tercera coronación en el torneo continental, Flamengo añadió en los últimos meses al delantero David Luiz, el volante Andres Pereira y Kenedy, todos jugadores que hasta hace poco actuaban en clubes europeos de alto nivel, como Chelsea, Manchester United y Arsenal.

“El fútbol brasileño tiene una economía bastante fuerte”, dijo Fabián Bustos, el técnico argentino del Barcelona. “Se dan el lujo de pagar los mismos contratos que se ven el Europa. Gabigol juega en Brasil porque le pagan lo mismo que en Europa”.

Bustos sintetizó el poderío económico y deportivo de los clubes brasileños frente al resto de Sudamérica.

Según el portal Transfermarkt, Flamengo cuenta con el plantel más costoso en la Libertadores — con un valor de mercado que excede los 162 millones de dólares.

Gabigol — Gabriel Barbosa — personifica mejor que nadie la brecha. El delantero de 25 años llegó al Mengao procedente del Inter de Milán y fue clave para la conquista del título de la Libertadores en 2019. Su valoración de unos 28 millones de dólares supera todo el acumulado del plantel del Barcelona — que apenas supera los 17 millones.

Barcelona, subcampeón en las ediciones 1990 y 1998, es el único club no brasileño que pudo colarse en las semifinales de la Libertadores y aún así confía que el miércoles en su feudo de Guayaquil podrá voltear un 2-0 adverso.

“Para ganar contra estos rivales debemos estar en nuestro mayor nivel y con una efectividad muy grande", dijo Bustos tras la derrota en el choque de ida la semana pasada en el estadio Maracaná.

"La llave aún está abierta”, añadió.

Caso contrario, la final de la Libertadores tendrá un corte netamente brasileño por segundo año sucesivo.

En la otra semifinal, el campeón defensor Palmeiras y Atlético Mineiro se miden el martes para desnivelar el 0-0 del choque de ida en la casa del Verdao, el club con el segundo plantel más caro del certamen. La vuelta se jugará en el estadio del Mineiro, club que recientemente repatrió al delantero Diego Costa, ex de Chelsea y Atlético de Madrid.

Costa está en duda debido a una lesión muscular.

En la Copa Sudamericana, el Bragantino brasileño también marca el paso con miras al duelo de vuelta contra el paraguayo Libertad el miércoles en Asunción. Bragantino se impuso 2-0 en la ida.

El jueves siguiente, el Athletico Paranaense recibirá al Peñarol de Uruguay para cerrar la segunda semifinal. Los brasileños, que también conquistaron el segundo torneo en importancia a nivel de clubes de la CONMEBOL en 2018, salieron airosos 2-1 en Montevideo la semana pasada para tomar ventaja en la serie.

Las finales de ambos torneos se dirimirán en noviembre en el estadio Centenario de Montevideo.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario