Mundo 27 mayo 2020

Brasil: colombianos duermen en aeropuerto a espera de vuelo

SAO PAULO (AP) — Rodeado por cajas, una pila de paquetes de arroz y colchones en el suelo a su alrededor, José Ávila Saavedra está sentado y tiene la mirada perdida. En las dos semanas que lleva viviendo en una sala del aeropuerto internacional de Sao Paulo, su rutina se ha convertido en una larga espera.

Al igual que Saavedra, un grupo de más de 200 colombianos permanece instalado en el aeropuerto brasileño debido a la pandemia del nuevo coronavirus y a la espera de que las autoridades colombianas en Brasil fleten un vuelo humanitario gratuito de regreso a su país.

“No tenemos plata ni nada que hacer en Brasil. Queremos pedirle al presidente de Colombia que por favor nos ayude. Estamos comiendo gracias a ayudas”, dijo Saavedra.

El joven vendía ropa de manera independiente y debido a las restricciones en el funcionamiento de comercios considerados no esenciales, no pudo conseguir suficiente mercadería para comprar ni vender más. Con su esposa, una hija de dos años y su sobrino, pasaron a vivir dentro del aeropuerto. Muchos otros colombianos alegan no tener dinero para pagar los pasajes de vuelta, con un costo de cerca de 400 dólares, tras haber perdido sus empleos por la pandemia.

Por lo anterior, el aeropuerto de Sao Paulo se ha convertido en un gran dormitorio para los más de 200 colombianos varados en el país. Algunos duermen en el piso, los más afortunados sobre colchones y otros sobre cobijas o cartones.

“El dinero que teníamos lo usamos para pagar el alquiler. Estamos viviendo en la calle y queremos volver a casa para estar con nuestras familias”, aseguró Saavedra.

La embajada colombiana en Brasilia aseguró que desde el comienzo de la crisis del COVID-19 posibilitó el retorno de 346 a Colombia en tres vuelos comerciales, en los que cada pasajero pagó su ticket. Las autoridades consideran “imposible” el retorno al país en un vuelo humanitario sin costo para los conciudadanos que permanecen en Brasil, según dijeron en una nota, señalando que los boletos deberán ser pagos por cada pasajero.

“En consideración del riesgo de estar en un ambiente no controlado como el aeropuerto, se les ha ofrecido el traslado a un albergue municipal. No obstante, los connacionales se han negado”, dijo la embajada colombiana en Brasilia.

El Ministerio Público federal en Sao Paulo acompaña la situación, que calificó como un “grave caso de vulnerabilidad humanitaria”. Varios de los más de 200 colombianos están preocupados por el avance del coronavirus mientras esperan por un vuelo en Sao Paulo, el estado brasileño más castigado por el coronavirus.

Desde el comienzo de la pandemia se han registrado 86 mil contagios y 6.400 muertes en Sao Paulo, aunque las autoridades han reconocido un déficit de información. En Brasil, el segundo país con más infectados en el mundo sólo después de Estados Unidos, el COVID-19 ha dejado más de 24.500 fallecidos y más de 390 mil contagiados.

Incapaces de pagar los viajes, según alegan, los colombianos viven en condiciones precarias, amontonados en tres salas cerca del área de embarque y sin poder cumplir condiciones de aislamiento. GRU Airport, compañía responsable por la administración del aeropuerto, dijo que está al pendiente de la situación y se mantiene en contacto con autoridades locales y de Colombia.

Astrid Serna, de 30 años, mira la pantalla de su celular mientras acompaña a su hija de tres años, quien está acostada sobre un colchón en el suelo, envuelta en una frazada.

Su historia es similar a la de Saavedra. Serna llegó a Brasil hace dos años, estuvo trabajando en comercios informalmente, y en medio de la crisis quedó desempleada. La mayoría de los colombianos en el aeropuerto antes de la crisis vendían ropa y otros trabajaban en bares y restaurantes. Entre marzo y abril, apenas en el mercado formal de trabajo, Brasil perdió más de un millón de empleos, según datos del Ministerio de Economía publicados el miércoles, y el Producto Bruto Interno caerá cerca de 5% de acuerdo con una proyección oficial.

“Lo único que pedimos es ayuda de nuestro gobierno. Somos colombianos”, dijo Serna. “Que entiendan que si tuviéramos dinero, no estaríamos acá”.

———————————-

De Sousa reportó desde Río de Janeiro.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario