Mundo 04 julio 2022

Bolsonaro necesita más apoyo femenino si quiere reelegirse

BRASILIA (AP) — Si el presidente de Brasil Jair Bolsonaro tiene alguna esperanza de asegurarse un segundo mandato, necesita más apoyo femenino, y rápido. Sin embargo, un hombre famoso por su bravuconería machista no ha mostrado ninguna estrategia concreta para lograrlo.

Tres meses antes de las elecciones, algunas encuestas muestran que sólo una de cada cinco mujeres votará por el ex capitán del ejército, que habla con dureza, está a favor de las armas y monta en moto. Si eso se mantiene el 2 de octubre, Bolsonaro podría perder directamente contra su némesis, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, sin necesidad de una segunda vuelta. Casi la mitad de las mujeres brasileñas dicen que votarán por el oponente del presidente.

Más de la mitad de las mujeres encuestadas dicen que nunca votarían por el líder de extrema derecha, independientemente de la clase social, que ha sido un indicador tradicional de las preferencias de voto.

El experto en encuestas Antonio Lavareda dijo que Bolsonaro no tiene posibilidades de ganar a menos que pueda conquistar a más mujeres. “Hay un enorme rechazo entre ellas. Incluso entre las que aún no han hecho su elección, es menos probable que él sea su elección”, dijo en una entrevista telefónica.

Es una situación muy distinta a la de 2018. Días antes de la victoria del otrora legislador marginal hace cuatro años, las encuestas mostraban a las mujeres divididas de manera casi equitativa entre Bolsonaro y su adversario de izquierda, un ex alcalde de Sao Paulo. Eso a pesar de la broma de Bolsonaro de que había engendrado una hija en un momento de debilidad y su comentario a una colega legisladora de que era demasiado fea para ser violada. Muchas mujeres, especialmente las de clases sociales más altas, apoyaron su campaña.

Desde entonces, Bolsonaro ha perdido apoyo femenino. Eso se debe, en parte, a su manejo de la pandemia y a su insistencia en sembrar dudas sobre la eficacia de las vacunas, incluso oponiéndose rigurosamente a su uso entre los niños, dijo Esther Solano, socióloga de la Universidad Federal de Sao Paulo. El presidente sigue sin vacunarse contra el COVID-19 y un país con una orgullosa tradición de campañas de vacunación exitosas registró el segundo mayor número de muertes por COVID-19 del mundo.

“Las mujeres siempre son impactadas por la idea del cuidado, porque es la mujer la que da el cuidado. El hecho de que Bolsonaro no cuidara a la gente durante la pandemia tuvo un impacto mucho más negativo entre la población femenina”, explicó Solano, que ha realizado encuestas entre potenciales votantes de Bolsonaro.

En general, dijo, cuatro años de “tono agresivo” de Bolsonaro han disminuido su apoyo.

“Él muestra un tipo de masculinidad que es muy tóxica, muy fuerte, muy violenta. Así como hay hombres que se han sentido fascinados por este tipo de masculinidad, del hombre agresivo que habla de manera políticamente incorrecta, que es intolerante, que demuestra cierta fuerza, muchas mujeres se sienten agredidas por esto”, agregó.

Bolsonaro también ha tenido que lidiar con la inflación más rápida en casi dos décadas, al igual que otros gobernantes de todo el mundo.

Geisa Rodrigues dos Santos vive en una comunidad de bajos ingresos de Río de Janeiro y depende en gran medida de los programas sociales para alimentar a sus tres hijos. El generoso programa de bienestar pandémico de Brasil fue recortado, y la limpiadora de casas se encuentra ahora añorando el gobierno de Lula, que produjo una clase media emergente entre 2003 y 2010. Ella no votó en 2018, pero ahora tiene la intención de votar por Lula.

“En aquel entonces, en la pandemia, las limosnas funcionaron. Salvaron a muchas madres”, dijo dos Santos, de 35 años. “Ahora, me gasto esos 400 reales (77 dólares) en el supermercado y la inflación se come gran parte. En la época de Lula, comíamos”.

En el bando de Bolsonaro se reconoce su desventaja entre las mujeres, así como la esperanza de que pueda ganarse a muchas de las aproximadamente un tercio de las mujeres que, según las encuestas, siguen indecisas. Lo que no existe es un acuerdo sobre cómo ajustar el rumbo.

Los analistas han especulado que la campaña de Bolsonaro podría recurrir a su esposa Michelle, de 40 años, para apariciones públicas y anuncios de televisión. Cristiana evangélica, habla con fluidez el lenguaje de signos y personifica al ama de casa cuidadora que puede suavizar las asperezas de Bolsonaro y atraer a potenciales votantes femeninas, dijo Solano.

La primera dama había sido programada para grabar anuncios de televisión a principios de este mes, pero no sucedió, según dos de los ministros de Bolsonaro y dos senadores que son asesores cercanos al presidente. Dijeron a The Associated Press que los anuncios fueron descartados porque los hijos legisladores del presidente están divididos sobre el rumbo que debe tomar: redoblar su estrategia de 2018 de lenguaje incendiario o atenuar su descaro como medio de acercamiento. Las fuentes hablaron bajo condición de anonimato porque no estaban autorizadas a hablar públicamente sobre la estrategia de campaña.

Los aliados también han instado a Bolsonaro a elegir una compañera de fórmula, como Tereza Cristina, su exministra de Agricultura, según los mismos cuatro funcionarios. En cambio, ha dicho que elegirá a un compañero militar, el general Walter Braga Netto, asesor del presidente. Todavía podría cambiar de opinión antes de la fecha límite de agosto, aunque eso parece cada vez más improbable, dijeron sus aliados a la AP.

Cristina fue una de las tres ministras del gabinete durante los primeros tres años de Bolsonaro en el poder, en comparación con más de 20 hombres. Después de que ella y otros ministros renunciaron este año para poder postularse a otros cargos, las elecciones de Bolsonaro para los reemplazos dejaron a una sola mujer en el gabinete.

Bolsonaro, por su parte, ha repetido que no cree en las encuestas, argumentando que sus votantes no responden a ellas.

Sus intentos directos de llegar a las votantes femeninas han sido vacilantes. En el Día Internacional de la Mujer, en marzo, dijo que las mujeres “están básicamente integradas a la sociedad” y el 12 de abril dijo que su gobierno ha hecho 63 cosas por ellas, sin especificar cuáles fueron. El palacio presidencial no respondió a los repetidos correos electrónicos de la AP pidiendo detalles de esas acciones.

____

Savarese informó en Sao Paulo.

Fuente: Associated Press

Notas Relacionadas

Deja tu comentario