Mundo 04 junio 2020

Bolivia podría regresar a cuarentena ante alza de contagios

LA PAZ (AP) — Un aumento inusitado en los contagios y fallecidos por el coronavirus tres días después de que se suspendiera la cuarentena llevó a las autoridades bolivianas a advertir el jueves que se podría regresar al confinamiento si persiste el desacato al distanciamiento social y al uso de mascarillas en las calles.

La cuarentena se suspendió a partir del 1 de junio, excepto en los departamentos de Santa Cruz y Beni, que concentran el 80% de los casos.

Según la ministra de Salud, Eidy Roca, para fines de julio se espera el pico de contagios con unos 100.000.

“Si la gente es irresponsable, no sólo vamos a tener que pensar en hospitales, sino también cementerios”, dijo el exdirector de Salud de La Paz, René Sahonero.

Las embajadas de Bolivia en Irán y Nicaragua y tres ministerios serán cerrados con el fin de disminuir costos y que estos recursos sean usados para enfrentar la pandemia, informó el jueves la presidenta interina Jeanine Áñez.

“No tenemos nada contra esos países, pueblos nobles y hermanos que respetamos y son amigos... esta medida es para ahorrar e invertir en salud”, dijo Áñez en un breve mensaje.

La mandataria anunció que a partir del jueves los ministerios de Deportes y Culturas pasarán a la cartera de Educación, y el de Comunicación dependerá del ministerio de la Presidencia.

Mientras tanto, los contagios continúan en ascenso en el país, ya que la mayoría de la población ha retornado a sus actividades. El ministerio de Salud informó de 607 casos nuevos, con lo que la cifra de contagios en total subió a 12.245 y 415 decesos.

En México, horas después de que las autoridades de salud reportaran 1.092 muertes en un día, el presidente Andrés Manuel López Obrador quiso mandar un mensaje de tranquilidad.

“Esto ocurrió porque se hizo un ajuste en defunciones que se habían presentado con anterioridad y que no se habían registrado o no se habían dictaminado y hubo este proceso de actualización, pero no significa que hayan fallecido en un día mil personas”, afirmó en rueda de prensa.

Las autoridades sanitarias de México, un país con más de 101.000 casos confirmados y al menos 11.729 muertes, han explicado en varias ocasiones que sus cifras podrían estar subestimadas porque las pruebas se hacen fundamentalmente a las personas con síntomas, y aproximadamente el 80% de los infectados son asintomáticos. También han aclarado que las muertes o contagios confirmados cada día son los que se registran en la base de datos en esa fecha, no los que ocurren en esa jornada.

Desde el sur del continente, Santiago de Chile y las localidades que rodean a la ciudad no han logrado reducir los nuevos contagios -que tan sólo esta semana sumaron más de 18.000- pese a estar en cuarentena, lo que pone en jaque al sistema sanitario. Chile tiene más de 118.000 infectados y 1.356 fallecidos.

“Naturalmente va a ocurrir una saturación completa (de las camas de terapia intensiva) y debiera ocurrir esta semana”, alertó el doctor Mauricio Canals, magíster en bioestadística de la Universidad de Chile y responsable de los modelos sobre el comportamiento del virus. Aseguró que “hay mucho paciente que debiera estar en la UCI (unidad de cuidados intensivos), pero está hospitalizado en un servicio de urgencias”.

Por su parte, la Sociedad Chilena de Medicina Intensiva alertó que la ocupación de camas de terapia crítica alcanza el 98%, lo que hace necesario sumar en el gran Santiago entre 320 y 350 de estas camas antes del lunes.

La red hospitalaria actual tiene más de 2.400 camas de uso intensivo y unos 2.900 ventiladores mecánicos, de los cuales a diario están disponibles poco más de 300, según el Ministerio de Salud.

Por la noche, las autoridades de salud de Colombia informaron que el jueves fue el día con más contagiados desde que se detectó el virus en el país el 6 de marzo: 1.766 de un total de 35.120 en todo el país, a los que se suman 1.087 fallecidos. Más temprano se informó que a la fecha hay 1.098 trabajadores de la salud contagiados y 11 han fallecido.

En Cuba, se reportaron sólo 12 nuevos contagios y ningún fallecido por quinto día consecutivo. Las autoridades especificaron que de la docena todos eran contactos conocidos de personas que ya habían sufrido la infección, una buena noticia dado que eso significa que no hay cadenas no identificadas por ahora, aunque la presencia de pacientes asintomáticos podría volver a elevar la curva, como sucedió en semanas pasadas.

Desde marzo hasta la fecha se han detectado en la isla 2.036 casos positivos de COVID-19, a los que se suman 83 fallecidos.

Horas, después, Venezuela actualizó su cifra de contagios a 2.067 tras registrarse 135 nuevos casos en las últimas 24 horas, dijo el presidente Nicolás Maduro en un acto de gobierno televisado. De ellos, 31 casos positivos son de “transmisión comunitaria”, el número más alto en 12 semanas, y los restantes 104 corresponden a venezolanos que regresaron al país durante la pandemia. La cifra de fallecidos se mantiene en 20.

Maduro pidió a los venezolanos que alerten a las autoridades cuando tengan conocimiento de personas que regresaron al país evadiendo el control legal y sanitario dispuesto en los puestos fronterizos con Brasil y Colombia.

El mandatario dijo también que durante un recorrido notó la ausencia de policías en calles de Caracas, donde podían verse largas filas de personas que ignoraban la medida de mantener dos metros de distancia en los espacios públicos. Tal y como estaba previsto, el gobernante ratificó que a partir del sábado se retomará la “cuarentena social estricta” por los siguientes diez días.

Por su parte, Panamá reportó 435 nuevos contagios en las últimas 24 horas para totalizar 5.062 enfermos activos, de los cuales 77 están en cuidados intensivos. Los fallecidos aumentaron a 363.

La ministra de Salud, Rosario Turner, anunció el retorno a un toque de queda completo el domingo en la capital y en la periferia oeste, ante un repunte de nuevos casos en esas áreas. El incremento ocurre luego que se flexibilizaron las medidas de movilidad, levantando la cuarentena obligatoria y permitiendo el tránsito sin restricción durante el día en todo el país desde el lunes.

En tanto, el ministro de Salud de Guatemala, Hugo Monroy, anunció 394 casos adicionales, lo que eleva el total a 5.996 infectados más 158 fallecidos. Casi mil personas se han recuperado, señaló.

Poco después, Argentina anunció que extenderá la cuarentena hasta el 28 de junio, pero de forma diferenciada. La medida rige desde el 20 de marzo.

“Vamos a sostener el aislamiento social, preventivo y obligatorio en todos los lugares donde haya circulación comunitaria del virus”, dijo el presidente Alberto Fernández.

La capital y los suburbios que la rodean concentran el 90% de los 19.589 contagiados confirmados. Chaco, provincia al norte, es el otro distrito con fuerte circulación de virus. Los muertos ascienden a 608.

En el resto del país “van a salir y van a entrar en una nueva etapa que denominamos de distanciamiento social preventivo: las personas pueden circular y realizar sus actividades siempre que guarden distancia de dos metros”, dijo el mandatario.

En América Latina se han registrado más de 1,1 millón de contagios y más de 57.800 muertos.

A nivel mundial, el coronavirus ha infectado a más de 6,5 millones de personas y causado la muerte a más de 388.700 en todo el mundo, según el Centro de Ciencias e Ingeniería de Sistemas de la Universidad Johns Hopkins, que basa sus datos en los informes de los gobiernos y las autoridades de salud de cada país.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario