Deportes 03 marzo 2021

Bilbao, Dublín y Glasgow quedarían fuera de la Eurocopa

A 100 días de la Eurocopa, la UEFA contempla la posibilidad de eliminar a tres ciudades de su lista de 12 sedes repartidas en todo el continente.

Bilbao, Dublín y Glasgow quedarían descartadas al no ofrecer garantías sobre la cantidad de público que se permitiría ingresar a los estadios en junio, dijeron a The Associated Press personas con conocimiento de la organización del torneo. Las personas hablaron el miércoles bajo la condición de no ser identificadas para poder referirse a la situación previo al vencimiento de un plazo dado por la UEFA para recibir los planes de los países anfitriones.

La UEFA quiere que los planes de las sedes sean definidos en las próximas semanas tras la postergación del torneo el año pasado por la pandemia. La entidad rectora quiere que los partidos se disputen copando el 50% de aforo en los estadios — pese a que en la mayor parte del continente se está jugando en recintos vacíos debido a las restricciones por la pandemia de coronavirus. La UEFA está dispuesta de eliminar a las ciudades que no puedan garantizar una cantidad significativa de espectadores, anticipando una mejora en la situación de la pandemia para junio.

Aunque Gran Bretaña ha padecido con el brote más letal, su campaña de vacunación ha sido la más rápida de Europa y ello ha elevado la confianza de la UEFA de que Londres puedan albergar siete partidos en el estadio Wembley, incluyendo las semifinales y la final en julio.

El gobierno británico permitiría un tope de 10.000 aficionados para volver a los estadios a partir de mayo, pero el aforo podría incrementarse en las semanas subsiguientes, dependiendo de un programa de pruebas de diagnóstico a los aficionados y planes de levantar las restricciones de distanciamiento social desde el 21 de junio. Pero ello sólo cubre a Inglaterra, dado que las autoridades de Escocia han adoptado un plan más cauteloso para salir de los confinamientos y no han dado indicios de cuándo el público podrá volver a los escenarios deportivos.

“Ya veremos si es posible o no tener a aficionados presentes (en la Euro)", dijo el miércoles la secretaria de Salud de Escocia Jeane Freeman.

Pero la incertidumbre en Escocia, cuya líder Nicola Sturgeon lidia con una crisis política, tiene a la UEFA planteándose si debe prescindir del Hampden Park en Glasgow para cuatro partidos. Los tres compromisos de la fase de grupos y uno de octavos de final serían trasladados a Inglaterra, lo cual sería un trago amargo para los escoceses que se clasificaron a su primer gran torneo internacional de hombres desde la Copa Mundial de 1998.

La UEFA podría recurrir a otro estadio de Londres, con el escenario más nuevo y de mayor aforo en el país — el feudo de Tottenham, con capacidad para 62.000 aficionados. También podrían ser considerados estadios en Manchester o Liverpool para repartir los partidos, especialmente si la UEFA decide prescindir de los cuatro duelos previstos para el estadio Aviva de Dublín — con aforo de 51.700 — y los traslada a Inglaterra.

La UEFA aún no ha recibido confirmación de las autoridades irlandesas sobre si permitirá la presencia de público en los estadios, algo que está prohibido hasta el 5 de abril.

“La recomendación sanitaria es que es demasiado prematuro para decidir el cómo y cuándo esas restricciones deben relajarse por la actual incertidumbre”, dijo el gobierno irlandés en un comunicado enviado a AP.

El primer ministro británico Boris Johnson, quien ha mantenido contactos con el presidente de la UEFA Aleksander Čeferin, dijo esta semana que “definitivamente estamos dispuestos” a recibir más partidos.

La UEFA también ha mantenido contactos con las autoridades del País Vasco en España pero aún no ha recibido garantías sobre la presencia de aficionados para los partidos en el estadio San Mamés de Bilbao, el cual tiene previsto cuatro partidos de la fase de grupo y uno de octavos.

Las autoridades vascas no dieron indicios el miércoles que tengan apuro en autorizar la vuelta del público, prefiriendo actuar con cautela al amparo de la situación sanitaria.

“A tres meses, tenemos que ser cautelosos", dijo el gobierno vasco a la AP. “Pero seguiremos colaborando con la UEFA y otras sedes para definir si los partidos de la Eurocopa pueden disputarse con aficionados, cuáles serían los límites y bajo qué condiciones”.

La Euro debe ser inaugurada en Roma el 11 de junio, con Italia midiéndose contra Turquía.

La UEFA está optimista de que Bakú (Azerbayán), Copenhague (Dinamarca), Múnich (Alemania), Budapest (Hungría), Amsterdam (Holanda), Bucarest (Rumania), y San Petersburgo (Rusia) podrán montar sus partidos.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario