Deportes06 noviembre 2019

Bigote de Mayfield acapara atención en medio de mala campaña

BEREA, Ohio, EEUU. (AP) — Baker Mayfield terminó la sesión de preguntas con la prensa sin incidentes y portando el mismo bigote con el que se despertó.

La situación es tal que estas dos cosas se consideran ya un avance para el quarterback de segundo año de los Browns de Cleveland.

Cleveland ha sumado cuatro derrotas consecutivas en una temporada que se ha desenvuelto de manera extraña. Mayfield estuvo calmado, en momentos en que los Browns (2-6) se preparan para recibir a los Bills de Búfalo (6-2) el domingo.

Después del entrenamiento del miércoles, Mayfield habló abierta y objetivamente sobre los problemas del equipo, su actuación y las esperanzas de mejorar en la temporada.

Sin rodeos, sin sarcasmo, con humildad.

“Tenemos que mantener el camino”, dijo.

Su actitud contrastó con la semana pasada cuando un molesto Mayfield abandonó el vestuario. La situación se volvió más extraña en Denver, cuando decidió afeitarse antes y después de la derrota 24-19 ante los Broncos.

Mayfield llegó al juego del domingo con barba completa, salió al campo con un bigote estilo Fu Manchú y luego apareció en la conferencia sólo con un bigote.

El miércoles explicó su decisión.

“La idea original fue un bigote tipo inglés”, dijo Mayfield, quien mantiene la misma imagen de la rueda prensa y que se viralizó en redes sociales. “Estaba invicto con el bigote tipo inglés antes del domingo, entonces decidí rasurarme pues no me lo merecía”.

Ha sido esa clase de temporada para el mariscal de campo. Nada está resultando bien para él o el equipo.

Aunque no tuvo ninguna intercepción el domingo, Mayfield sigue empatado como líder de la Liga con 12. Se ubica también en el último lugar en porcentaje de pases completos para un quarterback (58,7%).

Su frustración sigue creciendo y reconoció en Twitter su desesperación en la conferencia de la semana pasada al ser cuestionado sobre la falta de urgencia en la derrota ante los Patriots de Nueva Inglaterra.

Los Browns fueron superiores a los Broncos, controlaron el tiempo de posesión, disminuyeron las penalizaciones, no perdieron el balón y aun así fueron derrotados.

Uno de los problemas de Mayfield y de la ofensiva de Cleveland es la falta de química con el receptor Odell Beckham Jr.

El wide receiver atrapó su único pase de touchdown en la semana dos y los Browns casi no lo han utilizado en la zona roja. La semana pasada en Denver, Cleveland llegó a la zona de anotación en 20 ocasiones, pero sólo consiguió un touchdown.

Mayfield reconoció que fue arrogante esperar que Beckham y él tuvieran química instantánea.

“La gente tenía esta imagen de que todo sería positivo y que habría mucho juego uno a uno. Es Odell Beckham, va a tener doble defensa. Tenemos que encontrar distintas formas de que tenga el balón”.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario