Biden 14 octubre 2021

Senadores exigen a Blinken más atención sobre el Síndrome de La Habana

Un grupo de senadores republicanos y demócratas urgieron al Secretario de Estado, Anthony Blinken, a tomar "medidas inmediatas" ante la crisis provocada por los reportes cada vez más frecuentes, de "ataques" a funcionarios de Estados Unidos en el exterior, conocidos como Síndrome de La Habana.

En una carta enviada este miércoles los legisladores del poderoso Comité de Relaciones Exteriores, entre los cuales están los cubanoamericanos Marco Rubio y Bob Menéndez, pidieron a Blinken considerar los ataques como "una amenaza significativa y absoluta para la seguridad de nuestro país".

"Estamos extremadamente alarmados de que los informes de estos incidentes continúen creciendo. Está claro que esta amenaza continúa apuntando a los diplomáticos estadounidenses y al personal relacionado, y refleja una amenaza significativa y absoluta a nuestra seguridad nacional", escribieron los legisladores.

"Creemos que esta amenaza merece el más alto nivel de atención por parte del Departamento de Estado, y seguimos preocupados de que el Departamento de Estado no esté tratando esta crisis con la necesaria atención de alto nivel que requiere", añadieron.

La extraña enfermedad, que han padecido más de dos centenares de funcionarios de inteligencia y exteriores desde 2016, incluye síntomas como dolores de cabeza, náuseas, mareo, fatiga, somnolencia, problemas de visión y audición.

La Casa Blanca ha calificado como Incidentes Anómalos de Salud a los eventos que se han vivido en países tan distantes y disímiles como Austria, Vietnam, India, Colombia, Cuba y Rusia; pero los legisladores insisten en llamarlos “ataques” y creen que una fuerza extranjera podría dañar a los diplomáticos al intentar recabar información de inteligencia a través de técnicas sofisticadas.

El portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, respondió a la carta durante una rueda de prensa periódica, diciendo que Blinken "no tiene mayor prioridad que la salud y la seguridad, y la seguridad de nuestra fuerza laboral y sus familiares y dependientes".

Embed

Price dijo que Blinken se había reunido con personas que padecían el síndrome y había tomado medidas para investigar los incidentes.

Por ejemplo, el Departamento de Estado había enviado equipos de ingenieros de seguridad y expertos en seguridad ocupacional para inspeccionar los lugares donde se informaron incidentes de salud, dijo Price.

Los legisladores pidieron a Blinken que nombre un alto funcionario en sustitución de Pamela Spratlen, una ex diplomática encargada de la respuesta del Departamento de Estado al Síndrome de La Habana y que dejó su puesto apenas seis meses después de nombrada en el cargo.

Según varias fuentes con conocimiento de los hechos, entre el personal del Departamento de Estado hay la percepción que los funcionarios de la Agencia Central de Inteligencia tienen un mejor trato con los agentes lesionados por el Síndrome de La Habana.

Esta semana se supo que funcionarios estadounidenses en la embajada estadounidense en Bogotá, Colombia, informaron síntomas característicos del síndrome de La Habana.

El Secretario de Estado Blinken tiene planificada una visita a Bogotá la próxima semana.

El presidente de Colombia, Iván Duque, dijo estar informado de los ataques pero prefirió no comentar sobre las investigaciones que desarrollan equipos de Estados Unidos.

El Departamento de Estado ha dicho que está "investigando enérgicamente" posibles casos dondequiera que se denuncien, pero se negó a comentar sobre los incidentes en Bogotá.

Los senadores expresaron en la carta su preocupación de que el Departamento de Estado "no se estaba comunicando o respondiendo suficientemente" con los diplomáticos heridos y no estaba "suficientemente involucrado" en los esfuerzos más amplios del gobierno para determinar la causa de los incidentes.

Esta semana Washington Examiner, un medio que con anterioridad ha publicado información relevante sobre el tema, apuntó al jefe del Consejo Nacional de Seguridad de Rusia, el general Nikolai Patrushev, como posible vínculo con estos misteriosos ataques.

La administración del presidente Joe Biden firmó recientemente la ley Havana, que incrementa los fondos del gobierno para atender a los oficiales enfermos con estas misteriosas dolencias.

Hasta el momento se desconoce qué o quién pueda estar detrás de estas acciones, que empujaron en un primer momento a evacuar más del 60 por ciento del personal diplomático de EEUU en Cuba hace ya cuatro años.

Fuente: Mario Penton América Teve

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario