Mundo 21 mayo 2022

Biden atiende temas comerciales y de seguridad en Surcorea

SEÚL (AP) — El presidente estadounidense Joe Biden atendió el domingo temas tanto comerciales como de seguridad al concluir una gira de tres días por Corea del Sur, resaltando el compromiso de Hyundai de construir una planta de 5.500 millones de dólares para vehículos y baterías eléctricas en Georgia y visitando a tropas estadounidenses y surcoreanas que monitorean la rápida evolución de la amenaza nuclear de Corea del Norte.

La mayor inversión de una compañía surcoreana en Estados Unidos, la cual se dio a conocer formalmente el viernes en Georgia, es reflejo de cómo ambas naciones están sacando provecho de sus añejos vínculos militares para ampliar su alianza económica.

El mandatario estadounidense ha priorizado una mayor cooperación económica con Corea del Sur, asegurando el domingo que “unirá todavía más a nuestras naciones, cooperando de manera incluso más estrecha de lo que ya lo hacemos, y ayudará a fortalecer nuestras cadenas de suministro, asegurándolas contra los impactos más amplios para darles a nuestras economías una ventaja competitiva”.

La pandemia de coronavirus y la invasión de Rusia a Ucrania en febrero han obligado a replantear más a fondo nuestras alianzas económicas y de seguridad. Los brotes de coronavirus causaron escasez de chips de computadoras, vehículos y otros productos que el gobierno de Biden asegura que pueden solucionarse con mayor manufactura nacional y aliados confiables.

La reunión de Biden del domingo con el director general de Hyundai, Euisun Chung, se produce después que el presidente realizó una visita previa a una planta de chips de microprocesadores dirigida por Samsung, el gigante electrónico surcoreano que planea construir una planta de producción 17.000 millones de dólares en Texas.

Se prevé que la fábrica de Hyundai en Georgia brinde empleo a 8.100 trabajadores y produzca hasta 300.000 vehículos al año. Se tiene planeado que la construcción inicie a principios del próximo año para después empezar a producir en 2025. La planta se ubicará cerca del poblado de Ellabell.

Pero la planta de Hyundai también deja al descubierto que puede haber cambios en la agenda económica de Biden.

A principios de su mandato, Biden intentó vincular la producción de vehículos eléctricos a las automotrices con trabajadores sindicalizados. Como parte de una propuesta de gastos por 1,85 billones de dólares que presentó el año pasado y se encuentra estancada en el Senado, Biden quería créditos fiscales adicionales para los compradores de vehículos eléctricos fabricados en plantas sindicalizadas. Eso habría dado un impulso a las plantas automotrices sindicalizadas de General Motors Co., Ford Motor Co. y Stellantis NV en un momento crucial en el que las membresías de sindicatos han ido en declive constante a nivel nacional.

Fuente: Associated Press

Notas Relacionadas

Deja tu comentario