Mundo 01 marzo 2021

Australia: Gobierno apoya a ministro acusado de violación

CANBERRA, Australia (AP) — El primer ministro de Australia, Scott Morrison, respaldó el lunes a un ministro del gobierno no identificado, ante las llamadas a que renuncie al cargo tras la acusación de que violó a una niña de 16 años hace más de 30 años.

La acusación ha arrojado una sombra sobre los 16 hombres en el gobierno de 22 ministros de Morrison, y alimenta las quejas de una cultura parlamentaria tóxica para las mujeres.

La acusación aparecía en una carta anónima enviada la semana pasada a la oficina del primer ministro y a tres legisladoras.

La carta contenía la declaración de una denunciante que detallaba la supuesta violación, fechada en 1988 en el estado de Nueva Gales del Sur.

La mujer, que no ha sido identificada públicamente, reportó la acusación a la policía antes de suicidarse en junio a los 49 años.

El ministro acusado “rechazó con firmeza y por completo las acusaciones”, dijo Morrison.

Morrison dijo haber enviado la misiva a la policía y comentado la acusación con el comisario federal de policía. Morrison dijo que no pretendía tomar más medidas.

“No podemos tener una situación en la que la mera presentación de una acusación, y que eso se publicite por los medios, sea base para que (...) los gobiernos destituyan a gente simplemente basándose en eso”, dijo Morrison a la prensa.

El código de Conducta Ministerial indicó que un “ministro debe dejar el cargo si se convierte en objeto de una investigación oficial sobre supuesta conducta ilegal o inapropiada”.

Algunos miembros del gobierno alegan que como la demandante ha muerto, su acusación ya no es objeto de una pesquisa policial porque es improbable obtener una condena.

La senadora Sarah Hanson-Young, miembro del minoritario Partido Verde y que recibió la carta anónima, dijo que el ministro debe dejar el cargo mientras se celebra una investigación independiente dirigida por un juez retirado.

Que el ministro se mantenga en el puesto, señaló, “erosiona la confianza, la integridad y la creencia de que este gobierno se tome en serio las agresiones sexuales”, añadió.

Michael Bradley, socio de la firma Marque Lawyers que defendió a la denunciante cuando acudió a la policía, dijo que la acusación no puede resolverse a través del sistema penal porque la mujer ha muerto. El ministro debería dejar el puesto mientras una investigación independiente revisa las pruebas, dijo Bradley.

“Su posición es claramente insostenible y debería hacerse a un lado o ser apartado hasta que este asunto pueda ser abordado y resuelto”, añadió el abogado.

La revelación llegó dos semanas después de que Morrison se disculpara en el Parlamento ante una exempleada del gobierno que denunció haber sido violada por un colega de mayor rango en la oficina de un ministro hace dos años.

Brittany Higgins dejó su trabajo en enero y volvió a presentar su denuncia ante la policía. No había emprendido acciones legales desde un principio porque creía que podía afectar a su empleo.

El colega, que no ha sido identificado de forma pública, fue despedido por saltarse los protocolos de seguridad al llevar a Higgins a la oficina del ministra tras una noche en la que consumió mucho alcohol.

Otras tres mujeres han acusado al mismo hombre de delitos sexuales después de que Higgins hiciera pública su denuncia. Una empleada del gobierno que dijo que el hombre la violó el año pasado dijo al periódico The Weekend Australian que el ataque no habría ocurrido si el gobierno hubiera respaldado la condena inicial de Higgins.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario