Mundo 23 enero 2020

Aumentan asesinatos dirigidos durante protestas en Irak

BAGDAD (AP) — La inacción del gobierno iraquí ante el creciente número de asesinatos de manifestantes antigubernamentales y simpatizantes está causando temor y resentimiento, denunciaron activistas el jueves.

En tanto, las fuerzas de seguridad utilizaron gases para dispersar a manifestantes en una importante autopista de Bagdad, dejando ocho lesionados.

El episodio más reciente de descontento ocurrió un día antes de la llamada marcha de “un millón de hombres” convocada por el influyente sacerdote chií Moqtada al-Sadr para exigir la salida de las tropas extranjeras del país. Otros partidos políticos chiíes convencionales, molestos por el ataque de un dron estadounidense en el que murió el general iraní Qassem Soleimani en territorio iraquí, han respaldado esa protesta.

Los manifestantes antigubernamentales de Irak incrementaron recientemente sus protestas para atraer la atención pública hacia asuntos locales después de las enormes tensiones entre Estados Unidos e Irán por el ataque en el que fueron asesinados Soleimani y Abu Mahdi al-Muhandis, un alto comandante militar iraquí.

Luego del ataque estadounidense, las autoridades se movilizaron para contener las consecuencias y el Parlamento de Irak votó a favor de expulsar a las tropas estadounidenses del país, aunque esa decisión no fue vinculante.

En su cuarto mes de protestas, los manifestantes exigen nuevos miembros del ejecutivo y extensas reformas, incluyendo una en materia electoral.

Al menos 12 personas han muerto desde que los manifestantes intensificaron su campaña de desobediencia civil la semana pasada al quemar neumáticos, cerrar caminos y convocar a un mayor número de personas a unirse a su movimiento, según cifras de funcionarios de salud y seguridad en Bagdad y el sur del país, además de activistas. Más de 500 han sido asesinados desde el 1 de octubre, fecha en que miles de iraquíes salieron a las calles y las fuerzas de seguridad comenzaron a disparar.

El jueves, al menos ocho manifestantes resultaron heridos cuando elementos del orden arrojaron gases lacrimógenos para dispersar a una multitud en la importante autopista Mohammed al-Qassim, según funcionarios de salud y seguridad. Los funcionarios hablaron a condición de guardar el anonimato, en apego a las regulaciones.

Los crecientes enfrentamientos coinciden con un aumento en el número de asesinatos de manifestantes específicos, al igual que de médicos y periodistas que cubren las protestas, según activistas en Bagdad y el sur de Irán, además de funcionarios de salud y seguridad. Los activistas solicitaron el anonimato por temor a represalias de las autoridades, mientras que los funcionarios también pidieron el anonimato debido a que no estaban autorizados a dar detalles a la prensa.

Al menos cuatro personas han sido asesinadas por grupos desconocidos en las últimas dos semanas, todos en el sur del país. En todos los casos, hombres vestidos de civil dispararon y mataron a las víctimas desde vehículos en movimiento.

Activistas en el sur de Irak dijeron que la falta de seguimiento por parte de las fuerzas de seguridad para investigar los homicidios de personas específicas fomenta un ambiente de desconfianza entre los manifestantes y las autoridades. Los inconformes culpan de los asesinatos principalmente a milicias respaldas por Irán.

___

El periodista de The Associated Press Murtada Faraj contribuyó con este despacho desde Bagdad.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario