Arroyo Naranjo 23 febrero 2021

¿Otra forma de recaudar dólares?: gobierno cubano saca provecho a viajeros "falsos positivos" a COVID-19

Viajeros que visitan a Cuba y son reportados como positivos al COVID-19 deben someterse a un protocolo de cuarentena que precisa de una estancia de cinco noches de aislamiento obligatorio en una habitación de hotel, a costo del huésped.

Según reporta Martí Noticias, la disposición que busca aislar a los contagiados y proteger al resto de la población, se ha convertido en una pesadilla para los que residen en otros países y viajen a la isla, ya sea en calidad de turistas o a visitar a sus familiares, dijeron periodistas independientes consultados por Radio Televisión Martí.

“Hace apenas unos días una persona que vino de España a visitar a su familia, aquí en mi barrio, dio positivo en el aeropuerto, tuvo que acogerse a todo lo reglamentado para la cuarentena, y cuando le repitieron la prueba dio negativo", dijo el comunicador Enrique Díaz, residente en La Habana.

Para poder volar a Cuba los viajeros están obligados a hacerse un test en los países de origen, lo que indica que estarían libre del contagio.

Las disposiciones en Cuba advierten que los positivos estarán aislados y sin recibir visitas hasta tanto no tengan el resultado negativo de dos PCR, el realizado en el Aeropuerto y el segundo, a los cinco días de entrar al país.

“Imagínate cómo se puede sentir alguien que viene de visita por unos días, le dicen que es positivo, pero no siente ningún síntoma, luego tiene que pagar la estancia en hotel y cuando le repiten la prueba da negativo y le informan que es un falso positivo", agregó Díaz.

El valor de los paquetes de cuarentena de los hoteles de cada provincia, están expuestos en el sitio Havanatursa.com. Incluyen cinco noches de alojamiento -en habitaciones sencillas o dobles-, traslado desde el aeropuerto en buses climatizados y tres comidas diarias: desayuno, almuerzo y cena.

Cuba coronavirus

En La Habana, específicamente, los precios van desde 231 dólares a $846 por persona, informa el sitio estatal.

Para el periodista Pedro Acosta, también residente en la capital, no hay dudas de que el gobierno sale beneficiado con los “falsos positivos” puesto que todo debe pagarse en dólares, y “eso es lo que más necesitan ahora”.

No obstante, señala Acosta “si bien es cierto que hay beneficios por la entrada de dólares eso se puede convertir en un boomerang”. Explicó que conoce el caso de un amigo que recibió familiares del extranjero y unos dieron positivos y otros no.

“No pudieron disfrutar del viaje, pues, aunque no se sentían ningún síntoma, no podían salir del hotel y, desde luego, cuando llegó la hora de irse para su país, dijeron que no regresan más", aseguró Acosta.

Vladimir Turró, periodista independiente residente en Arroyo Naranjo, dijo que a dos casas de la suya ocurrió un caso similar de “falso positivo”, y el malestar y el disgusto de la familia no se hizo esperar.

Apenas pudieron reunirse con el visitante y "lo peor", dijo el comunicador, es que no les devuelven el dinero del hotel, solo les ofrecen disculpas.

Una mujer consultada por el periodista Orlando González, del portal de noticias CubaNet, relató que un primo que viajó a la isla dio positivo, pero nunca se sintió nada, ningún síntoma.

La familia apenas pudo estar con él y la explicación que le dieron fue que era asintomático, pero positivo, y siempre quedó la duda, aun así, le cobraron todo en el hotel, detalló la mujer.

Para Turró tampoco hay dudas de que el gobierno se favorece con el aumento de personas que viajen a la isla y deban ir a cuarentena, y lamentó que muchos de estos viajeros van a ver a sus seres queridos y tienen que pasar por esas situaciones.

Dijo que también los cubanos que regresan a la isla pasan malos ratos, puesto que están expuestos a los PCR que con tanta frecuencia no dan resultados reales.

Conoce casos de vecinos que antes de regresar a Cuba se hicieron pruebas que arrojaron negativo, y al llegar se enfrentaron con el mismo problema de los test que arrojan "falsos positivos".

"A pesar de que se sienten bien y no tienen ningún síntoma, tienen que irse para los centros de aislamiento", señaló Turro.

En estos centros de aislamiento, disponibles en cada provincia, los residentes cubanos no tienen que pagar nada, sin embargo, muchos denuncian que son lugares sin condiciones higiénicas y con una pésima alimentación.

Fuente: martinoticias.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario