Mundo 05 agosto 2020

Ámsterdam y Rotterdam ordenan uso de cubrebocas por virus

AMSTERDAM (AP) — A partir del miércoles, las personas en las dos ciudades más populosas en Holanda deberán usar cubrebocas en calles muy transitadas, en medio de un alza en los casos de coronavirus. Sin embargo, muchas personas en la famosa zona roja de Ámsterdam seguían sin usarlos.

En Rotterdam, la policía dijo que varias personas protestaron en una zona del centro donde ahora es obligatorio el uso de máscaras.

Ámsterdam ordenó el uso de los cubrebocas en la zona roja y en concurridas calles comerciales y mercados. Pero muchos visitantes en las estrechas calles y caminos adyacentes a los canales en el histórico barrio ignoraron las instrucciones, pese a carteles que informaban de las nueva medida.

A la entrada de una calle de compras en el centro de la capital, trabajadores municipales llevaban señales en holandés e inglés informando sobre el requerimiento y entregaban barbijos a personas que no tenían.

Las autoridades de salud en Amsterdam dijeron que alrededor de 5% de las personas sometidas a pruebas el fin de semana dieron positivo, comparado con 2% de la semana previa.

Las autoridades siguen de cerca el caso de un club de desnudistas en la zona roja donde al menos un cliente y 10 empleados dieron positivo. El dueño cerró el club voluntariamente.

La alcaldesa de Ámsterdam, Femke Halsema, dijo que entendía los deseos de las personas de socializar de nuevo en sus casas, en bodas o en bares luego de semanas de encierro para combatir la diseminación del virus.

“Pero los números muestran que el coronavirus se está diseminando en esos tipos de localidades”, dijo. “Es notable que los jóvenes en particular se están infectando ahora y por lo tanto representan un riesgo para toda la ciudad y la región”.

Ayer el instituto holandés de salud pública reportó un aumento de las infecciones a casi el doble en una semana, con 2.588. Una cuarta parte de los que dieron positivo son veinteañeros.

Los casos de COVID-19 en Holanda han aumentado desde que muchas de las medidas de confinamiento que habían logrado contener a la enfermedad se levantaron el 1 de julio.

El saldo de muertes por COVID-19 en el país es de 6.150, aunque la cifra real probablemente sea más alta, porque no todos los que sospecha murieron de coronavirus fueron sometidos a pruebas.

El primero ministro Mark Rutte anunció una conferencia de prensa para el jueves para hablar del alza de las infecciones.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario