AEE 21 agosto 2020

"Preparados" ante amenaza ciclónica

Nmead y AEE aseguran tener los recursos para responder ante cualquier emergencia

Tanto el Negociado para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (Nmead) como la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) aseguran estar listos para responder ante cualquier eventualidad en caso de que la depresión tropical 13 continúe su desarrollo ciclónico y su impacto sobre la Isla sea mayor.

El Centro Nacional de Huracanes (CNH) emitió ayer en la tarde una vigilancia de tormenta tropical para Puerto Rico e Islas Vírgenes. En el boletín de las 5:00 p.m. de esta entidad, se informó que el disturbio mantenía vientos máximos sostenidos de 35 millas por hora (mph) con ráfagas más fuertes y con un movimiento de 21 mph hacia el oeste-noroeste.

“Ya hay un plan desarrollado con personal que vino de FEMA (Agencia Federal para el Manejo de Emergencias). Estamos atendiendo peticiones de alcaldes, situaciones con los municipios”, dijo Nino Correa, comisionado interino del Nmead, en entrevista con EL VOCERO. “Los coordinadores interagenciales, municipios y de las agencias se han activado, todos se han activado”.

La trayectoria pronosticada por el CNH prevé que la depresión se estaría moviendo cerca o al norte de las Islas de Sotavento hoy. Mientras, se espera que se traslade al norte de las Islas Vírgenes y Puerto Rico durante mañana.

De igual manera, se espera un fortalecimiento gradual y que la depresión pase a convertirse en una tormenta tropical hoy. Este sistema podría producir de 3 a 6 pulgadas de lluvia durante su paso por Puerto Rico hasta el domingo.

Ante esto, Correa admitió que entre la pandemia por el coronavirus (Covid-19) y los municipios que continúan siendo afectados en el suroeste por los movimientos telúricos, complican más la situación. Empero, afirmó tienen los planes de emergencia listos.

“Nos hemos comunicado con el Servicio Nacional de Meteorología, han sido bien precisos en relación a lo que está sucediendo con el sistema y las lluvias que se podrían esperar”, comentó el rescatista.

Del igual forma, dijo que se ha mantenido en constante comunicación con los distintos alcaldes para conocer sus necesidades y mantenerlos al tanto de lo que el Nmead está haciendo.

“Lo más importante es la calma. Le pedimos a la gente que se prepare, pero que conserven la calma. Es lo más que necesitamos”, exhortó Correa.

Preparados para responder

En cuanto al sistema energético en la Isla, Carlos Alvarado -jefe de Operaciones Técnicas de la AEE- dijo que en la agencia se encuentran preparados para la respuesta.

“Nosotros como agencia estamos preparados para responder ante cualquier situación en el sistema eléctrico. No sabemos cual puede ser la magnitud del impacto del disturbo atmosférico, pero sí contamos con los materiales, los recursos, ya hemos contactado a compañías privadas como hicimos con la tormenta Isaías, que trabajaron cuatro compañías con nosotros en el restablecimiento del servicio”, dijo Alvarado a este medio.

“Tenemos el personal, los planes de contingencia. Estamos preparados para atender la situación según pase”, agregó.

Añadió que son cinco compañías locales las que están pendientes para brindar apoyo, así como otras empresas en Estados Unidos.

Para finales de julio, cuando la Isla se enfrentaba al paso de la tormenta Isaías, el País quedó a oscuras tras ocurrir una avería cuya causa todavía es investigada. El fallo eléctrico dejó a 100,000 clientes -o a un promedio de 300,000 personas- sin luz poco antes de que este fenómeno atmosférico impactara a Puerto Rico.

Guardia Costera toma sus medidas

La Guardia Costera estableció la Condición Portuaria ‘Yankee’ a las 4:00 de la tarde de ayer para los puertos marítimos en Puerto Rico y las Islas Vírgenes ante las condiciones que podría traer el sistema atmosférico, según comunicó esta entidad por medio de declaraciones escritas.

Se informó que mientras la condición portuaria ‘Yankee’ esté en efecto, el puerto estará cerrado para el tránsito marítimo comercial entrante a menos que el capitán del Puerto autorice la entrada.

“Los buques oceánicos de 500 toneladas brutas o más, que no tengan una solicitud aprobada para permanecer en el puerto, ya deben haber salido del puerto”, se informó en las declaraciones escritas. Se dijo, además que el “capitán del Puerto está solicitando acción de la comunidad marítimo portuaria para que realicen los preparativos finales para proteger sus facilidades y embarcaciones de este sistema atmosférico”.

Se anticipa establecer la condición portuaria -denominada ‘Zulu’- a las 8:00 a.m. del viernes, que significa que las operaciones de carga del puerto se suspenderán y el puerto estará cerrado a todo el tráfico marítimo a menos que el movimiento de la embarcación esté específicamente autorizado por el capitán del Puerto.

Se recomienda a los propietarios de embarcaciones recreacionales a que busquen puerto seguro.

Fuente: elvocero.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Deja tu comentario