AEE 30 abril 2018

No aguantan más sin luz

Residentes de Las Piedras y Humacao se sienten en el abandono.

Desde tempranas horas de la mañana un grupo de residentes del Barrio Tejas que ubica entre los municipios de Humacao y Las Piedras, se apostaron sobre el puente de la carretera 921(que se eleva sobre la PR-30), con el fin de protestar por la falta de electricidad en su comunidad.

La manifestación inició a las 6:00 a.m. con los primeros rayos del sol, los mismos que, desde hace 223 días, se encargan de iluminar los hogares de 500 familias tras el paso del huracán María. Está situación ya resulta insostenible para los afectados, por lo que no aguantaron más y se lanzaron a la calle.

"Nos unimos los municipios de Las Piedras y Humacao porque no aguantamos más. Estamos desde el huracán María sin luz y sin agua prácticamente porque el servicio es intermitente. En los sectores afectados como en la carretera 921, donde las brigadas comenzaron sus trabajos y se fueron, en la 9921 trabajaron hasta cierto punto y lo dejaron inconcluso. Las entradas de los sectores las energizaron, pero más nada. Uno de esos sectores que es el Guanabanal es donde sube la luz para energizar la 921 que cruza también para la 9921. La Autoridad de Energía Eléctrica le prometió al alcalde de Las Piedras que estarían trabajando y no han cumplido", expresó Mariner Castro, residente y portavoz de la comunidad.

Por su parte, Elena Méndez, residente de toda la vida de estas tierras reclama seriedad, empatía y compromiso con estas familias que aún sufren como si fuese el 21 de septiembre del pasado año.

Embed

"Esto es un lavado de cara porque le pusieron luz a las entradas para disfrazar la realidad. Quiero apelar al sentido de solidaridad del pueblo y que se pongan en nuestros zapatos. Tenemos 500 familias y la mayoría son envejecientes. Tenemos 48 personas enfermas y 10 encamados. Tenemos personas que han muerto por bacterias y otras enfermedades porque tambien se nos va el agua. Tenemos problemas de seguridad y ha habido robos, asaltos y violaciones", reclamó Méndez.

Por su parte, el vicealcalde de Las Piedras, Raymond Martínez se hizo eco del reclamo de los residentes para que se le asignen más brigadas a esta zona.

"La semana pasada tuvimos que impedir la salida de las brigadas de la Autoridad. Ellos (AEE) tienen el compromiso, pero necesitamos más brigadas. Hay una sola brigada de Cobra. Le agradecemos por la brigada existente y la que nos dejaron, pero necesitamos más para poder volver a la normalidad en el pueblo de Las Piedras", sostuvo el funcionario, quién fue parte del grupo que la pasada semana bloqueó a las brigadas de la AEE, pues estas tenían órdenes de abandonar el municipio de Las Piedras para iniciar trabajos en la zona central.

Embed

Asimismo, Luis Raúl Sánchez, administrador municipal del pueblo de Humacao, se expresó solidario con la causa de estas familias puertorriqueñas que no han podido regresar a la normalidad.

"Nuestro alcalde, Marcelo Trujillo, ha hecho muchas reuniones, de hecho fuimos a manifestarnos frente a las oficinas centrales de la Autoridad y allí se hicieron unos compromisos que no se han cumplido. También hace una semana el alcalde estuvo reunido en la oficina del Presidente del Senado con el Sub Director Ejecutivo de la Autoridad, Justo González y nos prometieron que está semana iban a haber 300 empleados de Cobra y unas brigadas que se iban a mover de Mayagüez y Ponce para acá. Pero no han cumplido", indicó Sanchez quien asegura y que el 50 porciento del municipio se mantiene sin servicio a 223 días del paso del huracán.

Víctimas 223 días después

Una de las que dijo presente en la manifestación con la creatividad a flor de piel a causa del sufrimiento que vive a diario es Marta Marcano, residente que buscó en la alacena de su hogar la comida que día a día tiene que prepararle a su familia para evidenciar que su vida y la de sus vecinos sigue siendo trastocada por la falta de electricidad.

"Decidí traer estás latas porque esto es lo que las familias puertorriqueñas estamos ingiriendo por falta de luz. Hemos tenido un gastos excesivos porque se nos pierden los alimentos. Hemos recurrido a estos alimentos altos en sodio y poco nutritivos, pero no nos queda otra opción. Por eso exhortó a los ingenieros de la autoridad a que nos ayuden a tener una mejor calidad de vida", dijo la residente del Barrio Tejas.

En el caso de Helen Cuadrado, residente del sector 921, la prótesis en su pierna y las condiciones de salud que le aquejan no fueron impedimento para, con quinqué y cartelón en mano, luchar por lo que entiende son sus derechos de tener una vida digna.

"Nos sentimos tan oprimidos, hay que lavar a mano, estar con plantas y alumbrando con quinqué. Es una injusticia. Tengo prótesis y no puedo caminar pero vine a apoyar a mi comunidad en esta lucha que es justa", explicó Cuadrado de 66 años de edad.

Otro a quien el huracán continúa azotando con fuerza es al pastor Herson Pérez de 69 años, quien se siente en el corazón y en el bolsillo el olvido de su comunidad.

"Hemos llegado a la conclusión que la luz es como la muerte que sabemos que va a llegar pero no sabemos cuándo. He gastado en dos plantas y todos los días es gasolina y gasolina y ya el bolsillo está flaquito. Como dice aquí en el letrero, somos una zona olvidada. Sabemos que la devastación fue mucha, pero ya es hora de que el Barrio Tejas también tenga luz", puntualizó el pastor.

Fuente: primerahora.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario