AEE 14 agosto 2020

Director ejecutivo interino de la AEE promete una "respuesta rápida"

Efran Paredes dice que sería irresponsable de su parte afirmar que no habrá apagones si una tormenta o huracán azota la isla en lo que resta de temporada

En vez de “cero apagones”, el director ejecutivo interino de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), Efran Paredes, prometió ayer una “respuesta rápida” en caso de que una tormenta tropical o huracán azote la isla y deje a miles sin luz, como ocurrió a finales de julio con Isaías.

En aquella ocasión –y sin que el centro de Isaías tocara suelo boricua–, poco más de 500,000 clientes se quedaron a oscuras, lo que provocó, incluso, cuestionamientos por parte de la gobernadora Wanda Vázquez. El restablecimiento del servicio eléctrico demoró casi una semana, y luego, José Ortiz renunció como director ejecutivo de la AEE. La alta cúpula de la corporación pública alegó, sin embargo, que su dimisión “fue una casualidad”.

Paredes, quien se estrenó en el puesto el 6 de agosto, dijo que sería irresponsable de su parte afirmar que el servicio no se afectaría con un nuevo ciclón, pues “todo dependerá” de la magnitud.

“No podemos prever lo que pueda pasar porque hay una infinidad de posibilidades, pero lo que sí podemos prever o garantizar es la respuesta al evento, y reaccionaremos lo más pronto posible para restablecer el servicio”, expresó en su primera entrevista con El Nuevo Día.

Contó que, ante la cercanía del pico de la temporada de huracanes (septiembre), “cuadramos con los almacenes y están llenos de materiales”.

Recordó, además, que “tenemos contratos de emergencia ya firmados con cuatro compañías locales, para que puedan salir a trabajar al otro día (del evento) y dar apoyo a nuestra gente (empleados)”.

Paredes, quien trabaja hace 20 años en la AEE y antes de asumir la dirección ejecutiva interina fungía como director de Planificación y Protección Ambiental, se hizo eco de Ortiz al señalar que la mayoría de los apagones reportados durante el paso de Isaías se originaron por problemas de desganche (ramas de árboles).

“Es un problema histórico y estamos conscientes, pero tenemos también una situación de recursos; pocos recursos humanos para trabajar y pocos recursos monetarios para ejecutar”, dijo.

No obstante, desde enero de 2019 hasta el presente, la AEE ha comprometido $37.5 millones en cinco contratos, otorgados a cuatro compañías, para la poda y mantenimiento de vegetación en las líneas eléctricas. Las empresas reclutadas son Perfect Integrated Solutions ($5.5 millones), Master Link ($14 millones), DCR Emergency Services ($9 millones) y Xpert’s ($9 millones).

Tras el paso de Isaías, el director de la Oficina de Reestructuración y Asuntos Fiscales de la AEE, Fernando Padilla, admitió que las compañías solo han completado entre el 22% y 23% del trabajo en las más 600 millas de líneas asignadas. Aun así, se expresó satisfecho con su labor.

La Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (Utier), principal sindicato de la AEE, ha denunciado que la contratación privada resulta más onerosa que la mano de obra interna.

Cuestionado al respecto, Paredes indicó que pidió un “assessment” o evaluación de “dónde están (las compañías) y qué están haciendo”, y espera tener los resultados la próxima semana.

“Las compañías vienen a apoyarnos a atacar esta situación, pero son miles y miles de millas (de líneas eléctricas). Estamos conscientes de la situación y, por eso mismo, pedí la evaluación”, recalcó.

El sistema de transmisión de la AEE se compone de 2,478 millas de líneas de 230,000, 115,000 y 38,000 voltios. Mientras, las líneas distribución suman alrededor de 31,446 millas aéreas y 1,723 soterradas.

Según Paredes, como parte de la evaluación que solicitó, las empresas privadas deberán identificar, en cada distrito de la AEE, los “alimentadores más críticos” o líneas que requieren atención prioritaria. “Cada distrito tiene su peculiaridad y lo atenderemos tanto con recursos nuestros como externos”, sostuvo.

Podría durar poco en el puesto

Por otro lado, Paredes, a quien la Junta de Gobierno de la AEE le aprobó un sueldo anual de $170,000, dijo ser consciente de que su nuevo puesto puede ser de corta duración. No solo fue nombrado de forma interina, sino que en las elecciones generales de noviembre pudiera darse un cambio de mando en La Fortaleza, lo que significaría, a su vez, un nuevo jefe para la AEE.

La semana pasada, cuando se anunció la designación de Paredes, la Junta de Gobierno de la corporación pública informó que continuaba evaluando candidatos para el posterior nombramiento de un director ejecutivo en propiedad.

Ante esa realidad, el funcionario enfatizó que su prioridad a corto plazo es “estar al día en el ejercicio de respuesta” ante el potencial impacto de un ciclón tropical. La temporada de huracanes se extiende hasta el 30 de noviembre.

“Otra prioridad”, indicó, es lograr la aprobación del Plan Integrado de Recursos (PIR) por parte del Negociado de Energía de Puerto Rico. El PIR es el documento que desglosa los recursos necesarios para satisfacer la demanda energética en la isla, en este caso, por 20 años.

“El Negociado debe estar emitiendo su veredicto en los próximos días y lo vamos a estar implementando. Mi rol es establecer los planes que nos ayudarán a tener un mejor sistema de potencia, un mejor servicio al cliente y establecer una mejor garantía de servicio durante disturbios atmosféricos”, declaró.

Paredes dijo, por último, que tiene el respaldo de la Junta de Gobierno de la AEE para “buscar la forma más eficiente de hacer las cosas”. Eso significa que todo el personal bajo su supervisión “está en evaluación” y que podría haber cambios gerenciales “donde veamos problemas”.

Fuente: elnuevodia.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Deja tu comentario