Aduana de Cuba 08 diciembre 2021

¿La Aduana de Cuba mantendrá la exención arancelaria para alimentos y medicamentos después del 31 de diciembre del 2021?

La fecha límite establecida por el Gobierno es el 31 de diciembre, aunque la grave crisis de desabastecimiento de productos básicos que padecen los cubanos no ha amainado

La Aduana Generaldijo que se mantiene en Cuba la exención en el pago de impuestos para la entrada de alimentos, aseo y medicamentos, una de las medidas tomadas por el Gobierno cubano en julio, forzado por las protestas ciudadanas que sacudieron la Isla.

La institución dijo en su página web oficial que, atendiendo a la medida vigente desde el pasado 19 de julio, no existen límites de cantidades para la importación de los referidos productos.

"Aduana de Cuba anuncia nuevamente que se mantiene la importación exenta del pago de los aranceles de Aduana, de alimentos, aseo y medicamentos, sin límites de cantidades", señaló la nota, sin precisar hasta cuándo.

Recordó, además, que estos artículos "deben venir separados del resto de las misceláneas que cada persona trae, y de los efectos personales, con el fin de facilitar y agilizar el despacho correspondiente".

La medida, publicada en julio en la Gaceta Oficial Extraordinaria 62, constituye una autorización excepcional, en función de mejorar "la situación de déficits que tiene el país", según señalaron las autoridades.

Embed

En el momento de su aprobación se estableció una fecha límite hasta el 31 de diciembre de 2021. La nota de la Aduana no aclara si continuará vigente más allá de esta fecha.

La situación de escasez en la Isla no ha cambiado. El desabastecimiento de productos de primera necesidad continúa golpeando a las familias cubanas, sobre todo a las personas más vulnerables y se ha acrecentado por la galopante subida de precios en todos los espacios y particularmente en el mercado negro.

Ni las iniciativas solidarias de los cubanos residentes en el exterior, silenciadas por la prensa oficial y que han aliviado de manera muy puntual la grave situación de escasez, ni los cuantiosos donativos recibidos de gobiernos aliados y organizaciones internacionales por La Habana, han podido poner fin a la crisis que explotó el pasado 11J y que obligó al régimen a tomar algunas medidas, pero todas cosméticas.

Fuente: diariodecuba.com

Notas Relacionadas

Deja tu comentario