EEUU 22 febrero 2020

Acuerdo en Afganistán es difícil de evaluar

WASHINGTON (AP) — Las esperanzas de acabar la guerra más larga de Estados Unidos dependen de una frágil tregua en Afganistán que funcionarios estadounidenses y expertos concuerdan será difícil de evaluar y cargada de problemas.

¿Qué pasa si un extremista con un chaleco explosivo mata a decenas de personas en un mercado en Kabul? Si un ataque aéreo estadounidense contra milicianos del Estado Islámico mata en lugar de ello a talibanes, ¿se destruye el acuerdo?

El acuerdo, que entró en vigor el viernes, llama al cese de ataques en todo el país, incluyendo bombas a la vera de caminos, ataques suicidas y con cohetes entre el Talibán, el ejército afgano y las fuerzas estadounidenses.

Pero en un país que ha sido devastado por violencia durante más de 18 años, determinar si el acuerdo ha sido violado será una tarea difícil. Y hay numerosos otros grupos y elementos en el país que quisieran que el acuerdo fracase.

“La razón por la que esto es un reto es que se trata de una insurgencia muy descentralizada”, dijo Seth Jones, un asesor en el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales y experto en Afganistán. “Va a haber numerosas oportunidades para que cualquier comandante de una milicia, elemento del Talibán, la red Haqqani y otras fuerzas que no quieren ver un acuerdo cometan violencia”.

La red Haqqani es un grupo islamista vinculado con el Talibán.

De acuerdo con un funcionario de defensa, cualquier ataque será examinado “caso por caso”. Y mucho dependerá de lo bien que los funcionarios militares y de inteligencia estadounidenses en Afganistán puedan determinar rápidamente dos cosas: quién es responsable por el ataque y si parte de la culpa puede ser atribuida al Talibán, particularmente los líderes que han participado en las conversaciones.

El viernes el Talibán emitió una declaración en la que dijo que su consejo militar les ha instruido a sus comandantes y gobernadores que cesen los ataques contra fuerzas afganas y extranjeras. El consejo tiene una red de comandantes y gobernadores en las sombras en todo el país.

Si se mantiene el acuerdo de “reducción de violencia”, que comenzó el viernes a la medianoche y debe durar una semana, a continuación se firmará un acuerdo de paz el 29 de febrero. Ese acuerdo concluiría una guerra de 18 años y con ello se comenzaría a cumplir una de las promesas de campaña del presidente Donald Trump: la retirada de los soldados estadounidenses.

—-

Los periodistas de la AP Matthew Lee en Washington y Kathy Gannon en Islamabad contribuyeron.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario