Mundo07 noviembre 2019

4 manifestantes mueren en Bagdad, cierran de nuevo puerto

BAGDAD (AP) — Cuatro iraquíes fueron muertos a tiros el jueves cuando trataban de retirar barreras que bloqueaban su marcha en el centro de Bagdad, al tiempo que en el sur manifestantes forzaron el cierre del principal puerto del país apenas horas después de que se habían reanudado los servicios, dijeron las autoridades.

Los manifestantes en Bagdad han estado tratando de llegar a la Zona Verde, que alberga los edificios de gobierno y las embajadas.

Además de los cuatro murtos, al menos 24 personas resultaron heridas cuando las fuerzas de seguridad dispararon balas y gas lacrimógeno para dispersar una marcha en la céntrica Calle Rashid, donde está ubicado el banco central, dijeron funcionarios médicos y de seguridad.

Los manifestantes trataban de retirar las barreras de seguridad instaladas cerca de dos puentes que llevan a la margen occidental del Río Tigris. Ahora, todos los puentes que llevan a la Zona Verde han sido bloqueados por fuerzas de seguridad.

Más tarde, un funcionario de seguridad dijo que se habían enviado refuerzos a todas las entradas que llevaban a la zona. Todos los funcionarios hablaron a condición de preservar el anonimato, de acuerdo con las regulaciones.

Decenas de miles de personas salieron a la calle en las últimas semanas tanto en la capital como en el sur, de mayoría chií, para exigir un cambio político. Los manifestantes se quejan de corrupción generalizada, falta de empleos y servicios básicos deficientes, incluyendo cortes de luz habituales a pesar de que el país tiene vastas reservas petrolíferas. Más de 250 personas fallecieron desde el 1 de octubre.

Los manifestantes han bloqueado calles para aumentar la presión sobre el gobierno, una táctica similar a la que se emplea en las movilizaciones que se registran en el Líbano.

El jueves, la reapertura del puerto de Umm Qasr, que cuenta con una importante terminal petrolera y es el punto de entrada de alimentos y productos básicos, se produjo un día después de que el ejército pidió a los inconformes que levantasen los bloqueos en carreteras y puertos. Las autoridades dijeron que esos boicots tuvieron un costo de 6.000 millones de dólares para el país y prometieron que detendrían a los responsables.

El jueves por la tarde, los manifestantes regresaron, quemando neumáticos y bloqueando el camino al puerto. El transporte de camiones se paralizó y el puerto fue cerrado de nuevo.

Los líderes iraquíes prometieron reformas y elecciones anticipadas, pero el proceso que presentaron podría demorarse meses y las protestas no han hecho más que aumentar en los últimos días.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario