Mundo 12 octubre 2021

15 mujeres y niños escapan de Boko Haram en Nigeria

LAGOS, Nigeria (AP) — Seis mujeres y nueve niños secuestrados por los rebeldes extremistas de Boko Haram en el inestable nordeste del país escaparon tras meses de cautividad, según un funcionario del estado de Borno.

Los 15 rehenes se reunieron con el gobernador de Borno, Babagana Zulum, en la capital del estado, Maiduguri.

“Hoy es uno de nuestros momentos más felices, ver a estas jóvenes niñas y mujeres que fueron secuestradas por los insurgentes”, dijo Zulum el lunes, que atribuyó su libertad a “plegarias y a los programas de reconciliación y reintegración en marcha”, en el estado de Borno.

El gobernador dijo que esperaba que la “paz absoluta” llevara el final de los 10 años de insurgencia extremista, que ha acumulado miles de muertos y muchos secuestros.

Las 15 mujeres y niños fueron secuestrados en dos incidentes separados en octubre de 2020 y mayo de este año, cuando los extremistas atacaron sus poblados en los estados de Borno y Adamawa, según Zuwaira Gambo, comisionada para asuntos de mujeres en Borno. Ambas están muy afectadas por la violencia extremista.

Las mujeres y los niños caminaron durante seis días a través del bosque de Buni Yadi hasta que fueron descubiertos por fuerzas de seguridad y llevados a un lugar seguro en el estado de Borno, dijo Gambo.

Boko Haram y su escisión, Provincia de África Occidental de Estado Islámico, han perseguido a mujeres y niños en ataques en el nordeste de Nigeria. Más de 1.000 niños han sido secuestrados desde 2013, según la agencia de desarrollo de Naciones Unidas. Eso incluye el secuestro en 2014 de 276 niñas en una escuela de Chibok que desató indignación internacional. Más de 100 de las niñas de Chibok siguen desaparecidas.

“Las mujeres secuestradas han sido sometidas a violencia y abusos y utilizadas como espías, combatientes y atacantes suicidas”, indicó el Programa de Desarrollo de Naciones Unidas en un reporte de 2020.

“Las mujeres que han escapado o sido liberadas no siempre son bien recibidas en sus comunidades, y las que regresan de la cautividad o la participación en grupos armados no tienen acceso a los programas de reintegración, asesoría y formación dirigidos a los hombres”, añadió el reporte.

Notas Relacionadas

Deja tu comentario