Deportes 28 febrero 2016

Zika preocupa a atletas que planean embarazos

El corredor de media distancia neozelandés Nick Willis y su esposa ya tienen un hijo, y están buscando ampliar su familia. La preocupación sobre el virus del zika ha puesto esos planes en espera.

Willis, medallista de plata en los 1.500 metros de los Juegos Olímpicos Beijing 2008, espera competir este verano en las justas de Río de Janeiro. Su esposa, Sierra, es parte de su equipo de entrenadores.

"Hemos tenido muchas conversaciones acerca del virus del zika... Tenemos un hijo de dos años y medio, a mi esposa y a mí nos gustaría añadir a esa familia y crecerla", dijo Willis. "El mayor impacto, supongo, es que decidimos no intentar el embarazo ahora".

Willis, de 32 años, insinuó que tal vez consideraría congelar su esperma hasta que la pareja conozca más sobre el virus. Como muchos atletas que viajarán a Brasil en agosto, se niega a permitir que el zika descarrile sus sueños olímpicos. La mayoría dice que confían en que sus federaciones se asegurarán de que estén a salvo, aunque los familiares vulnerables tendrán que permanecer en casa.

El esposo de la estadounidense Jenn Suhr, quien posee el récord mundial de salto con pértiga bajo techo y ganó la medalla de oro en los Olímpicos de 2012, afirmó que un primo canceló sus planes de ir a Brasil este verano para verla competir porque tiene un niño y está a la espera de otro.

"Nunca hemos estado en Sudamérica. No sabemos lo que nos espera ahí", señaló Rick Suhr. "Mientras sigan montando esas competencias en ciudades complicadas, tendrás complicaciones. Parece que entre más lejos de casa compites, es más complicado".

El virus del zika — transmitido principalmente por la picadura de un mosquito — se ha convertido en una epidemia en Latinoamérica y el Caribe. Causa pocos o ningún síntoma en la mayoría de las personas. Pero en Brasil se investiga una posible relación con bebés que nacen con daños cerebrales y cabezas anormalmente pequeñas, un problema conocido como microcefalia.

En directrices emitidas la noche del viernes, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés) comunicaron a la gente que planea viajar a Brasil para los Olímpicos en agosto y los Paralímpicos en septiembre. La agencia volvió a advertir a las mujeres embarazadas que consideren no ir y que sus parejas sexuales utilicen condones luego de su viaje o se abstengan de tener relaciones sexuales durante el embarazo.

Las mujeres que están intentando embarazarse deben hablar con sus doctores antes de viajar, aconsejó el CDC, que también recomendó a los viajantes utilizar repelente de insectos mientras estén en zonas con brotes de zika.

La portera de la selección estadounidense de fútbol, Hope Solo, sostuvo dos reuniones para discutir sobre el virus con los médicos mientras estuvo en Texas para el torneo clasificatorio olímpico. Dos jugadoras, Amy Rodríguez y Sydney Leroux, ya planearon tomarse un descanso del equipo para los Juegos de Río debido a embarazos.

Solo planteó preguntas sobre el tema por primera vez en una entrevista con Sports Illustrated, en la que insinuó que no haría nada por poner en riesgo la salud de su hijo si decidiera iniciar una familia.

"Si los Olímpicos fueran hoy, no iría", reiteró Solo durante el torneo clasificatorio. "Afortunadamente, los olímpicos son dentro de seis meses. Así que creo que tenemos algún tiempo para que nuestras dudas y preguntas sean respondidas".

___

Los periodistas de The Associated Press Pat Graham en Denver, Jimmy Golen en Boston, Rachel Cohen en Nueva York, Stephen Wilson en Londres, Steve McMorran en Nueva Zealanda, Dennis Passa en Australia y Peter Prengaman en Argentina, contribuyeron a este despacho.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario