Mundo 12 mayo 2016

Yemen: Suicida, explosiones alcanzan complejo militar en sur

SANA, Yemen (AP) — Al menos seis militares murieron y ocho resultaron heridos el jueves tras un ataque con coche bomba y otras dos explosiones en un complejo militar y una base naval en la ciudad portuaria de Mukalla, en el sur de Yemen, según funcionarios de seguridad del país.

Un conductor suicida atacó por la mañana un punto de control de tropas yemeníes ante la base naval, provocando una columna de denso humo negro que se elevaba en el cielo. Varias ambulancias acudieron a los lugares afectados y en medios sociales circulaban imágenes mostrando los efectos del ataque.

Hace poco se ha visto en la base a soldados de la coalición liderada por Arabia Saudí, que respalda a fuerzas del gobierno de Yemen, aunque no había noticias en un primer momento sobre si había tropas de la coalición presentes en el momento del ataque.

Las otras dos explosiones golpearon la sede del ejército en la ciudad, según los responsables, que señalaron que tras las detonaciones se habían iniciado fuertes enfrentamientos. Los funcionarios hablaron bajo condición de anonimato porque no estaban autorizados a informar a la prensa.

La coalición saudí y las fuerzas del gobierno yemení expulsaron a combatientes de Al Qaeda de Mukalla, la capital de la provincia de Hadramawt, el mes pasado. Tras la retirada de los insurgentes, pudo verse a funcionarios saudíes y emiratíes en la ciudad.

Aviones de combate y drones estadounidenses han realizado varios bombardeos contra campos de entrenamiento de Al Qaeda en la región en los últimos meses.

Fuentes de Estados Unidos indicaron la semana pasada que el Pentágono presta apoyo militar, de inteligencia, barcos y personal de fuerzas especiales para asistir a las operaciones contra milicianos en Yemen. Una fuente destacada en Estados Unidos indicó que fuerzas especiales estadounidenses asesoran a tropas yemeníes y emiratíes en la zona, pero que trabajan en cuarteles y no cerca del frente.

Tras su retirada de Mukalla, Al Qaeda indicó en un comunicado que se había retirado para evitar la destrucción de la ciudad. La coalición afirmó haber matado a 800 milicianos, pero partidarios de Al Qaeda y testigos en la ciudad desmintieron en buena parte esa cifra.

Durante su año en control de Mukalla, Al Qaeda forjó una alianza con combatientes locales que se oponen a los hutíes en ciudades como Taiz y Adén. En un ejemplo de la complejidad de la guerra civil yemení, esos combatientes cuentan con apoyo de la coalición de liderazgo saudí, que intenta restaurar en el poder al gobierno con reconocimiento internacional que dirige Abed Rabbo Mansour Hadi.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario