Deportes 10 abril 2016

Will Smith, ex de los Saints, murió en riña de tránsito

NUEVA ORLEANS (AP) — Will Smith, ex capitán de la defensa de los Saints de Nueva Orleáns, murió baleado en una riña de tránsito por un individuo que había embestido la parte trasera de su vehículo, informó el domingo la policía.

Smith era una figura admirada por los fanáticos de los Santos por su aporte en darle a Nueva Orleáns su primer campeonato del Super Bowl en 2009, aunque el jugador se vio involucrado después en el escándalo de recompensas por causar lesiones a rivales en 2019.

No habían indicios de que Smith, de 34 años, conocía a Cordell Hayes, de 28 años, antes de la riña o de que otro motivo fuera del choque fue lo que precipitó el tiroteo. Hayes esperó por la policía tras disparar y fue acusado de asesinato en segundo grado. El jefe de la policía, Michael Harrison, declinó responder a preguntas sobre si Hayes argumentó defensa propia al señalar de se trata de una investigación en marcha.

Harrison dijo que el retirado defensive end había cenado horas antes del incidente la noche del sábado con un agente de policía que en el pasado fue demandado por Hayes, cuyo padre murió baleado por la policía en 2005. No se esclareció si ello tuvo que ver con la confrontación.

Según la policía, Hayes conducía un Humvee H2 que embistió por detrás la Mercedes G63 de Smith media hora antes de la medianoche del sábado en el distrito Lower Garden de la ciudad. La Mercedes fue empujada contra un Chevrolet Impala ocupado por dos conocidos de Smith.

La policía añadió que Smith y Hayes discutieron y que Hayes extrajo una pistola y disparó contra Smith y la esposa de este. Raquel Smith, de 33 años, fue herida en una pierna y conducida a un hospital. Smith murió en el acto. Los ocupantes del Chevrolet no resultaron heridos, dijo la policía.

El forense Jeffrey C. Rouse dijo en una declaración por correo electrónico que Smith murió de "múltiples heridas de bala".

Registros judiciales en línea indican que Hayes se declaró culpable en 2014 de posesión de un arma ilegal y posesión de elementos de drogas. Demandó al departamento de policía de Nueva Orleáns y a seis agentes luego que la policía mató a su padre en 2005. El ex agente cenó que con Smith, William Ceravolo, no estaba en el sitio del incidente callejero, señaló el portavoz policial Tyler Gamble.

La policía llegó a un acuerdo en 2011. Ese acuerdo permanece sellado, dijo el abogado Ike Spears, quien representó a Hayes en esa demanda.

La muerte de Smith conmovió a los aficionados en la ciudad, donde era una figura admirada y respetada dentro y fuera del campo de juego. El astro de la NBA LeBron James y el comisionado de la NFL Roger Goodell emitieron declaraciones en las que manifiestan solidaridad con la esposa y los tres hijos.

El propietario de los Saints, Tom Benson, y la familia difundieron una declaración en la que lamentan la pérdida de un jugador que fue su primera selección en el draft de 2004.

"La familia de los Saints está dolida y devastada por haber perdido a un miembro tan joven y tan prematuramente", dijo la declaración.

La familia de Smith dio a conocer una declaración por medio de una firma de relaciones públicas. "En nombre de la familia Smith, agradecemos las manifestaciones de apoyo y las plegarias. Les solicitamos que sigan respetando la privacidad de la familia que se conduele por la pérdida de un devoto marido, padre y amigo", dijo la declaración.

Smith, quien nació en Queens, Nueva York, jugó con el equipo de Ohio State que en 2002 conquistó el campeonato nacional universitario y fue seleccionado por Nueva Orleáns en la primera ronda del draft de 2004.

Lideró a los Saints con 13 derribos del quarterback en la campaña de 2009, cuando el equipo se adjudicó su único Super Bowl. Su total de derribos le dejó cuarto en la lista histórica de los Saints. También acumuló 457 tacleadas, forzó 20 pérdidas de balón, siete recuperaciones de balón y dos intercepciones.

Su última campaña en la NFL fue en 2012, poniendo fin a su carrera con 67 derribos y medio.

No pudo jugar en la temporada de 2013 debido a una lesión en la rodilla. Firmó con Nueva Inglaterra previo a la campaña de 2014, pero no pudo ganarse un puesto en el plantel.

Smith fue el capitán de la defensa durante la mayor parte de su carrera, pero ese tipo de liderazgo fue lo que lo tuvo en el epicentro del escándalo de recompensas en 2012. La liga determinó que Smith y Jonathan Vilma, el otro capitán de la defensa, organizaron una quiniela dentro del camerino, repartiendo dinero en efectivo a los jugadores que propinaban fuertes golpes que incluso provocaban lesiones.

En principio, el comisionado de la NFL Goodell suspendió a Smith por cuatro partidos. Pero Smith y otros tres de los implicados salieron airosos tras apelar y no se perdieron ningún partido, si bien el entrenador de los Saints Sean Payton fue suspendido durante toda la temporada de 2012.

Tras retirarse de la liga, Smith decidió radicarse en Luisiana, el estado natal de su esposa.

Su muerte tuvo lugar durante el fin de semana del Festival del Barrio Francés.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario