Casa Blanca 09 marzo 2016

"Washington Post": Cuba intenta influir en reunión de Obama con opositores

En su lugar, le propone reunirse con supuestos miembros de su "sociedad civil" y algún que otro crítico moderado.

The Washington Post dice en un editorial que el riesgo de que la visita del Presidente a Cuba fracase está aumentando luego que funcionarios de la Administración que aseguraron que Obama se reunirá en Cuba con quien elijahacerlo reconocieran que las autoridades cubanas están tratando de impedir que se entreviste con los verdaderos líderes opositores y están proponiendo que lo haga con su versión de la "sociedad civil" y, si acaso, con un par de críticos moderados.

El diario LA Times y la agencia Reuteres habían reportado que esa fue la razón de la cancelación de un viaje a la isla, previo al del Presidente, que se proponía hacer este mes el secretario de Estado John Kerry.

Martí Noticias cursó el martes correos electrónicos a los departamentos de Prensa de la Casa Blanca y el Departamento de Estado para solicitar confirmación o aclaraciones sobre la afirmación del Post, pero no ha recibido respuesta.

El periódico capitalino señala que si bien ya se ha confirmado que el mandatario asistirá al partido de béisbol entre los Tampa Rays y una selección cubana, "todavía no hay nada del prometido encuentrode Obama con los disidentes cubanos, valientes mujeres y hombres cuya lucha por las libertades democráticas en uno de los regímenes más represivos del mundo es menos glamorosa –y más arriesgada– que el béisbol de Grandes Ligas".

"Seamos claros: Al margen de las expectativas de Obama en cuanto a que cuando vaya a Cuba 'será divertido', su visita será un indigno fracaso si no sostiene un encuentro significativo con los activistas de Derechos Humanos más importantes de la isla".

"La resistencia de los Castro es comprensible", señala el Post y continúa:

"Un encuentro directo entre Obama y líderes como Guillermo Fariñas, ganador del Premio Sájarov 2010 de la Unión Europea a la Libertad de Conciencia, o las Damas de Blanco, que lo ganaron en 2005, daría un gran impulso a su causa".

"Legitimaría sus demandas de libertad de expresión, libertad de reunión y liberación de los presos políticos, y ejercería presión sobre el régimen para que responda a ellas. Además, daría esperanza a los cubanos de que la política de compromiso de Obama con su país podría provocar cambios por largo tiempo esperados".

Por otra parte, el cotidiano advierte que "cualquiercrítico que consiguiera participar en una reunión de la 'sociedad civil' como la que propone el régimen sería sofocado por sus partidarios".

Según el Post, los Castro desean que Obama
se concentre en el béisbol y en nuevas medidas de Estados Unidos para impulsar la economía cubana, como permitirle a Cuba usar el dólar en sus transacciones comerciales. Pero "eso sería desviar la atención del hecho de que la represión en Cuba no ha disminuido en los 15 meses desde que se inició el deshielo diplomático, antes bien, ha empeorado".

"Como ha sucedido a menudo en sus relaciones con los Castro,
la Administración sacrificó su capacidad de negociación al anunciar la visita presidencial antes de que se acordaran las condiciones para una reunión con los disidentes. Eso dificulta insistir en el encuentro que debería tener lugar: un sencillo e inequívoco diálogo con defensores internacionalmente reconocidos de la democracia y los Derechos Humanos", agrega el diario.

El editorial del Post concluye sugiriendo a la Casa Blanca que presione por la entrevista del Presidente con Fariñas y las Damas de Blanco tanto como lo hizo por el partido de exhibición de los Tampa Rays. "Si no (lo consigue), Obama puede, y debe, cancelar su viaje".

Fuente: martinoticias.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario