Entretenimiento 04 enero 2017

Washington hizo trabajo delicado con "Fences"

NUEVA YORK (AP) — Cuando la viuda de August Wilson recorrió por primera vez el plató de la nueva película basada en la obra de teatro de su esposo "Fences", examinó cuidadosamente la modesta casa de ladrillos y un árbol donde colgaba una pelota y lloró.

Constanza Romero, quien perdió a Wilson en 2005, ha visitado muchas escenografías de la más popular, y quizá la más personal, de las obras de su fallecido esposo, pero la que se usó para la adaptación cinematográfica le hizo sentirse nuevamente conectada a él.

"Fue como decir 'Dios, estoy dentro del mundo de August Wilson. Este es el mundo completo de August Wilson''', dijo Romero. "Era la sensación de que las palabras de August se habían vuelto tridimensionales".

Romero estaba en llanto, tratando de calmarse cuando su mirada se cruzó con Denzel Washington, el director y astro de la película. "Lo entiendo", le dijo él. "Entiendo esas lágrimas".

Las lágrimas eran de alivio y gratitud. Adaptar la obra maestra de Wilson ha requerido más de 30 años y se puede ver por qué: Es una historia de dos horas con mucho diálogo, que transcurre en un patio en Hill District en Pittsburgh.

Washington, quien ganó un Tony por su interpretación en la reposición de "Fences" en Broadway hace siete años, tomó algunas decisiones clave cuando lo eligieron para llevar la película a una cinta de 35 milímetros.

Primero reunió a cinco de los actores principales de la reposición de Broadway: él, Viola Davis, Stephen McKinley Henderson, Russell Hornsby y Mykelti Williamson. Después agregó a Jovan Adepo y Saniyya Sidney.

Los puso en un patio real de Hill District, un conjunto de barrios negros de Pittsburgh. No estaban dentro de un estudio de Hollywood. Sólo una pequeña casa desgastada con muebles cubiertos con plástico en el barrio donde creció Wilson.

"Una vez que quedó claro que reuniríamos a esa vieja banda con algunos nuevos integrantes buenos y un arreglo un poco diferente, además de que lo haríamos en Pittsburgh, sabía que no había manera de que no estuviera destinada a ser, por lo menos, respetable", dijo Henderson, quien ha actuado en varias obras de Wilson.

Parece que funcionó. Desde que tuvo su estreno masivo en Navidad, la cinta de Paramount ha sumado 32,4 millones, convirtiéndola en una de las adaptaciones más lucrativas en los últimos años.

"Fences", que se sitúa en 1957, cuenta la historia de Troy Maxson, un memorable recolector de basura cuyo sueño fallido de alcanzar la gloria en el béisbol en un mundo dominado por blancos le ha dado un sentido rígido y amargo de responsabilidad que tiene un efecto profundo en su esposa, Rose, y en sus hijos.

Washington, quien interpreta a Maxson, tuvo que trabajar cuidadosamente, para respetar la obra, con su naturaleza agobiante y claustrofóbica, al tiempo que la hacía cinematográfica. Agregó escenas cortas como niños jugando béisbol callejero y un montaje para indicar el paso del tiempo así como algunas exploraciones fuera de la casa a las que se hace referencia en el texto.

Henderson dijo que celebró el cambio del teatro al cine pues se sintió liberado al no tener que proyectar su voz hasta las últimas butacas en el teatro: "Eres libre para vivir en texto en vez de interpretarlo".

"Fences" es la segunda ocasión que una de las obras de Wilson ha sido adaptada para la gran pantalla. La otra ocasión fue una versión editada de "The Piano Lesson" que se transmitió por el canal Hallmark en 2002. Esta versión de "Fences" no cortó el texto.

"Está en las manos correctas", dijo Henderson. Al explicar por qué se tardó tanto en adaptar la obra, tuvo una perspectiva filosófica: "Si se hubiera hecho antes no se habría hecho correctamente".

Pronto habrá más adaptaciones. Washington producirá otras nueve obras de Wilson para HBO. Henderson, un llamado "soldado Wilsoniano", espera que pueda tener algún papel en algunas de ellas. "Serviré si soy convocado", dijo riendo. "Definitivamente serviré". Además habrá una versión de "Jitney" que se estrenará en Broadway el 19 de enero.

La ironía es que Wilson no era un gran fan del cine. "Era un hombre de la lengua", dijo Romero. "Lo hacía ver muchas cosas conmigo y disfrutaba mucho de las películas, pero si yo no estaba con él creo que no iba, no por su propia elección, a ver una película".

En el caso de "Fences" Romero está convencida de que Wilson la habría aprobado. Incluso involucrados con la cinta creen que hubo una señal sobrenatural hacia el final de la grabación de "Fences" que según los actores muestra que el dramaturgo estaba con ellos.

En una poderosa escena en la que los personajes miran hacia las puertas del cielo, una puerta detrás de los actores se movió misteriosamente.

"No estaba arreglada de ninguna manera para moverse, simplemente al momento en él que trataba de abrir las puertas se abrió esa puerta", dijo Henderson.

Lo que concluyeron es que Wilson quería hacer una aparición.

"Así es exactamente cómo lo explicamos", dijo Henderson.

___

Mark Kennedy está en Twitter como http://twitter.com/KennedyTwits

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario