Entretenimiento 30 agosto 2016

Warren Beatty finalmente lleva al cine su proyecto de Hughes

NUEVA YORK (AP) — Parado afuera de una función especial de su nueva película, "Rules Don't Apply", Warren Beatty habla de su conexión con Howard Hughes y deja en claro que su cinta no es una biografía del huraño industrialista y magnate del cine.

"Nunca lo conocí", dice Beatty con una sonrisa. "Y yo conocía a todo el mundo".

A los 79 años, y luego de 15 de su último filme, el hombre afectuosamente conocido como "El Profesional" está de regreso. Beatty, cuyas hazañas frente y detrás de las cámaras lo convirtieron en un ícono indiscutido de Hollywood, finalmente hizo el filme de Hughes que estuvo contemplando desde hacía cuatro décadas.

El foco de la cinta — escrita, dirigida, producida y protagonizada por Beatty — ha cambiado con el tiempo. Sus personajes principales son una actriz baptista sureña (Lily Collins), una de las dos docenas que Hughes hospedó en bungalós ya sea para considerarla como una estrella o como una amante, y su joven chofer metodista (Alden Ehrenreich). Ambos llegan a Hollywood como unos jóvenes ambiciosos pero inocentes que buscan conocer a su benefactor.

No por casualidad el año es 1958, el mismo en que Beatty — él mismo un baptista sureño de Virginia— llegó a Hollywood siguiendo a su hermana Shirley MacLaine. "Cuando llegué para allá tuve suerte bastante rápido", dijo Beatty, quien fue acogido por Elia Kazan y elegido para protagonizare su cinta de 1961 "Esplendor en la hierba".

Muchos dudaron si Beatty, un violinista y perfeccionista de mala fama conocido por sus brotes de indecisión, llegaría a hacer la película de Hughes; obtuvo los derechos a mediados de los 70. La feliz sorpresa de "Rules Don't Apply", que la 20th Century Fox will estrenará el 23 de noviembre, no es solo que Beatty la terminó sino que hizo una película enérgica y vibrante, bien llevada por sus jóvenes protagonistas y memorable por su representación de los pesos pesados de Hollywood. El sexo también tiene un papel importante.

"Sentí que era el momento de hacer otra película y de hacer una película sobre un tema grande: lo que yo llamaría las consecuencias cómicas y a veces tristes del puritanismo sexual estadounidense", dijo Beatty a The Associated Press en una de sus primeras entrevistas en años. "No creo que esa actitud haya caducado. Tenemos que reconocer que nos ha convertido en el hazmerreír de Francia, por ejemplo, donde el jefe de estado hace algunas travesuras y sus números suben. Aquí la realidad es lo opuesto".

Hay algo apropiado en que uno de los mujeriegos más conocidos de Hollywood haga una película sobre represión sexual. Antes de casarse con Annette Bening, Beatty fue vinculado con todo el mundo, desde Diane Keaton hasta Madonna. En la biografía de 2010 "Star", Peter Biskind calculó que el actor se había acostado con 12.775 mujeres, una cifra que Beatty disputa.

Él y Bening (quien tiene un buen papel en el filme) tienen cuatro hijos. De su giro de 180 grados, de un playboy a un hombre de familia, Beatty dice: "La idea del divorcio me horrorizaba y todavía lo hace". Su familia ha sido lo principal desde que rodó la cinta "Town & Country" de 2001. "Ellos son más interesantes que cualquier película", dice.

El título de "Rules Don't Apply" (que quiere decir las reglas no aplican) también encaja con Beatty, quien reinó en la Hollywood de los 70 y luego con películas poco convencionales como el clásico "Bonnie y Clyde" y la épica de comunismo "Reds". Hizo "Bonnie y Clyde" en tiempos en la que era visto como arrogante que "un chico lindo de las películas", como dijo, produzca un filme. También hablaba con inusual franqueza de política y usaba su fama para ejercer influencia.

"Crecí en circunstancias en las que habían reglas sociales, habían reglas establecidas por las costumbres o la religión", dijo Beatty. "No sé si rompí normas tan valientemente, pero sí me gusta cuando lo dices. He sido muy afortunado".

Beatty, nominado en 15 ocasiones al Oscar y ganador del premio Irving G. Thalberg en el 2000, no había dirigido desde la sátira política de 1998 "Bulworth". Sigue siendo caballeroso y prudente con sus palabras. Al preguntarle qué pensaba de Donald Trump, sugirió que cualquiera que leyera este artículo ya sabría su opinión. "Espero que pongas entre paréntesis, 'dijo irrisoriamente", agregó.

"Rules Don't Apply" inaugurará el AFI Fest en noviembre.

___

Jake Coyle está en Twitter como http://twitter.com/jakecoyleAP

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario