Negocios 22 julio 2016

Volkwagen prepara plan para corregir alteración de emisiones

DETROIT, Michigan, EE.UU. (AP) — El plan de Volkswagen para corregir la mayoría de sus motores diésel de dos litros que manipulan las pruebas de emisiones, incluye la actualización de un programa informático y la instalación de un convertidor catalítico más grande que atrape el óxido de nitrógeno y tal vez no se afecte negativamente el kilometraje ni el rendimiento, dijeron concesionarios a los que ejecutivos de la empresa les informaron del asunto.

Detalles limitados del plan fueron hechos públicos la semana pasada durante una reunión del director de operaciones de Volkswagen de América, Mark McNabb, con concesionarios regionales en Newark, New Jersey, dijeron dos concesionarios que solicitaron el anonimato porque el plan no ha sido presentado públicamente.

Un concesionario dijo que se indicó al grupo que las pruebas iniciales correspondientes a una pequeña muestra de vehículos reparados mostró que las correcciones "no modificaron considerablemente" el kilometraje, la potencia o el torque en los vehículos.

Ambos concesionarios dijeron que se les indicó que eran necesarias más pruebas y que los planes todavía necesitan la aprobación de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos y la Junta de Recursos del Aire de California.

Si los arreglos no afectan negativamente el rendimiento ni el kilometraje, el plan podría dar un fuerte impulso a Volkswagen, que el mes pasado aceptó gastar 15.300 millones de dólares a la solución de las demandas de los consumidores y las denuncias del gobierno de que los motores diésel de la empresa hicieron trampa para pasar las pruebas de emisiones en Estados Unidos.

El acuerdo incluyó entregar 10.000 millones de dólares a 475.000 dueños de vehículos WV o Audi con motores diésel de dos litros, a los que se daría la opción de que vendan sus unidades a la compañía a su valor previo al escándalo o que les haga las correcciones pertinentes.

Las reparaciones satisfactorias para los dueños alentarían a más de ellos a que buscaran esa opción, lo que ahorraría dinero a la VW. La cifra de los 10.000 millones de dólares es el peor escenario para la compañía e incluye que los dueños vendan sus unidades a la empresa.

Los dueños de los vehículos también podrían conseguir pagos de entre 5.100 y 10.000 dólares.

Volkswagen ha reconocido que los vehículos fueron programados para que activaran los controles sobre emisiones durante las pruebas de laboratorio del gobierno y que se apagaran en circulación.

Los investigadores determinaron que los vehículos emitían óxido de nitrógeno que rebasaba 40 veces el límite legal y que puede causar problemas respiratorios en humanos.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario