Mundo 16 junio 2016

Volkswagen fomentará modelos eléctricos tras el escándalo

FRÁNCFORT, Alemania (AP) — Volkswagen planea acelerar su oferta de vehículos eléctricos a su catálogo, mientras lucha por recuperar su imagen luego de un escándalo sobre autos diésel manipulados para burlar las pruebas de emisiones.

La firma alemana tiene previsto introducir más de 30 vehículos eléctricos para 2025 y vender de 2 a 3 millones de estos modelos al año, afirmó el jueves el director general de la compañía, Matthias Mueller.

Los planes se anunciaron en la presentación de la nueva estrategia de la empresa, que pretende agilizar y reorientar su negocio para el futuro. El plan, llamado "Juntos - Estrategia 2025", también incluye un énfasis en la movilidad digital, lo que podría implicar aplicaciones para autos o para compartir vehículos.

La compañía también estableció un objetivo de aumentar la rentabilidad de su marca principal Volskwagen, que apenas produce beneficios.

Mueller dijo que la empresa hará esfuerzos para mejorar su margen operativo de ganancias, del actual 6% a entre 7% y 8% para 2025.

La empresa, afirmó, también tratará de tener una gerencia más transparente y menos confiada de que puede hacerlo todo sin el asesoramiento de consultores u otros ejecutivos.

"Nuestro principal valor es la confianza", dijo Mueller en conferencia de prensa en el centro para visitantes adyacente a la sede de la compañía en Wolfsburg, Alemania. Reconoció que será difícil recuperar la confianza del público después del escándalo.

Mueller dijo que la empresa necesita más vehículos eléctricos para poder cumplir con las estrictas normas sobre emisiones de dióxido de carbono, el gas que según los científicos en uno de los principales causantes del calentamiento global, además de otros contaminantes. Indicó, sin embargo, que la empresa seguirá fabricando motores de combustión interna.

Volkswagen se concentró en fabricar máquinas diésel a fin de adherirse a las normas anticontaminación, pero esa estrategia sufrió un enorme revés cuando se descubrió que la compañía había manipulado sus vehículos con un software que encendía los controles de emisiones durante las pruebas, pero los apagaba en la actividad cotidiana. La compañía actualmente está negociando un acuerdo con las autoridades estadounidenses en un tribunal federal de San Francisco, a fin de reparar o reemplazar unos 500.000 vehículos que contienen el software problemático. Unos 11 millones de vehículos fueron vendidos en todo el mundo con ese programa.

La compañía ha reservado por lo menos 16.200 millones de euros (18.100 millones de dólares) provenientes de sus ganancias del año pasado para financiar las reparaciones y las devoluciones de vehículos. Mueller afirmó que no tiene razón alguna para aumentar esa cifra en base a la información obtenida hasta hora, pero que ello podría cambiar una vez que se concrete el acuerdo con las autoridades estadounidenses.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario