Deportes 22 julio 2016

Vikings cortan listón inaugural de su estadio

MINNEAPOLIS (AP) — Kyle Rudoplph, tight end de los Vikings, pasó sus primeras tres temporadas jugando en el Metrodome, el pequeño y oscuro estadio que había colmado la paciencia de fanáticos y jugadores por igual.

En los vestuarios del equipo local había sólo cinco retretes para 53 jugadores, así como decenas de entrenadores y personal de apoyo.

Cuando Rudolph caminó por el U.S. Bank Stadium, dijo que compararlo con el vetusto Metrodome era como equiparar un "mal picadillo con un filete mignon".

El nuevo inmueble, con un costo de 1.100 millones de dólares, comenzará a usarse la próxima temporada. Los Vikings realizaron el viernes una ceremonia para cortar el listón inaugural.

Durante la celebración, Mike Zimmer, el actual entrenador del equipo, hizo sonar un "gjallahorn", cuerno empleado por los vikingos. Bud Grant, entrenador legendario del equipo, estaba a su lado, y la pirotecnia estalló después de que varios oradores elogiaron las ventajas del nuevo estadio.

Con un diseño vanguardista que incluye un techo translúcido para permitir el paso de los rayos del sol, el estadio cuenta también con una pared de vidrio y puertas de 30 metros de ancho, las cuales dejarán entrar la brisa otoñal. Hay también un vestuario dos veces más grande que el disponible en el Metrodome.

El U.S. Bank Stadium permite que los Vikings luzcan como una franquicia del siglo XXI.

"Como jugador, puedo decir que el Metrodome tenía un ambiente maravilloso", dijo Rudolph. "Era ruidoso, con un terreno rápido y un ambiente controlado. Pero las instalaciones y las experiencias que los fanáticos disfrutarán en este lugar no tienen comparación. Sólo miren todo lo que tiene este estadio. Hay probablemente 10 veces más baños que en el Metrodome. Teníamos cinco para todo el equipo. Esto pone en perspectiva la calidad de vida que habrá en este nuevo estadio".

Los Vikings pasaron los dos años anteriores jugando en el estadio de la Universidad de Minnesota, al otro lado de la ciudad, mientras el Metrodome era demolido para edificar el nuevo inmueble. La fiesta del viernes marcó la culminación de 31 meses de obras y más de 10 años de cabildeo por parte de los Vikings para que el proyecto recibiera financiación pública.

"Trato de pensar en la palabra adecuada, y sólo se me ocurre 'asombroso''', dijo Grant, el respetado entrenador recordado por su estoicismo durante una carrera que lo llevó al Salón de la Fama.

El sábado y el domingo, el estadio permanecerá abierto para que la gente lo conozca. Se espera que asistan miles de personas.

La próxima semana, habrá en el estadio un partido de fútbol entre el Chelsea y el Milan. Los Vikings disputarán aquí su primer encuentro de pretemporada el 28 de agosto.

El estreno del estadio en un partido de la campaña regular ocurrirá el 18 de septiembre, domingo por la noche, cuando Minnesota se mida a Green Bay, su rival en la División Norte de la Conferencia Nacional.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario