Mundo 01 julio 2016

Vietnam acusa a firma taiwanesa de desastre medioambiental

HANOI, Vietnam (AP) — El gobierno de Vietnam declaró el jueves que los vertidos tóxicos de una planta de acero de propiedad taiwanesa eran responsables por las muertes masivas de peces, que han diezmado el turismo y la pesca en cuatro provincias y resaltado los riesgos del rápido crecimiento de la inversión extranjera en el país.

Se estima que unas 70 toneladas de peces muertos aparecieron en la orilla a lo largo de más de 200 kilómetros (125 millas) de la costa central de Vietnam a primeros de abril. El suceso provocó unas protestas poco habituales en todo el país, después de que la compañía taiwanesa rechazara las acusaciones.

Formosa Ha Tinh Steel Corp., una filial de la taiwanesa Formosa Plastics Group, ha admitido que provocó el desastre medioambiental y prometido pagar 500 millones de dólares para limpiar el entorno y compensar a los afectados, lo que incluiría ayudar a los pescadores a encontrar nuevos empleos, según dijo el jueves a la prensa un ministro del gobierno, Mai Tien Dung.

Durante una prueba en la planta se vertieron al mar aguas residuales que contenían toxinas como ácidos carbólicos y cianuro, indicó Dung.

El complejo de acero de Formosa, valorado en 10.600 millones de dólares, incluye una planta de acero, una central eléctrica y un puerto de aguas profundas. Es una de las mayores inversiones extranjeras en Vietnam. El autoritario gobierno del país, que espera impulsar el crecimiento económico y reducir la pobreza, ha supervisado una serie de acuerdos de inversión extranjera que supusieron al menos 70.000 millones de dólares en la última década. Pero los vietnamitas de a pie están cada vez más más concienciados y preocupados por los costes humanos y medioambientales de un desarrollo tan rápido.

Un grupo del sector pesquero vietnamita dijo que es positivo que el gobierno exija responsabilidades a Formosa, pero señaló que hay que hacer mucho más para restaurar la salud del entorno en las cuatro provincias afectadas: Ha Tinh, Quang Binh, Quang Tri and Thua Thien Hue.

"No hay pescado ni camarones para que los atrapen los pescadores, la cría en piscifactoría es imposible y la industria del turismo también se ha visto afectada", dijo Nguyen Tu Cuong, de la Asociación Pesquera de Vietnam. La mayoría de los pescadores no pueden cambiar con facilidad de ocupación, señaló, porque la pesca es su única especialidad.

Desde abril se han producido protestas contra Formosa en Hanoi, Ho Chi Minh City y la provincia de Ha Tinh, aunque fueron disueltas con rapidez por las autoridades y muchos manifestantes fueron detenidos brevemente.

Phan Than An, un pescador de la provincia de Quang Tri, dijo que durante 15 días desde que empezaron a parecer los peces muertos "No atrapé ningún pez vivo, sólo huesos de peces".

An, que pesca desde los 13 años, dijo que no ha sacado su bote en los últimos dos meses, pero que quizá lo intente la próxima semana.

El presidente de Formosa Ha Tinh Steel, Chen Yuan-Cheng, se disculpó en un video mostrado el jueves en una rueda de prensa.

"Nuestra compañía asume plena responsabilidad y se disculpa sinceramente al pueblo vietnamita... por causar el desastre medioambiental que afectó seriamente al medio de vida, producción y empleo del pueblo y al entorno marino", dijo.

La compañía matriz, Formosa Plastics Group, es uno de los mayores fabricantes del mundo de cloruro de polivinilo y tiene un historial medioambiental irregular. Sus filiales en Estados Unidos acordaron pagar millones de dólares en multas y costes de reparación en 2009 tras una larga batalla por violaciones de la normativa de emisiones en aire, agua y residuos en dos plantas petroquímicas en Texas y Louisiana.

Chen dijo que la empresa trabaja para arreglar los fallos en la instalación depuradora de agua de la planta de acero que provocó el desastre.

___

Wright contribuyó desde Yakarta, Indonesia.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario