Entretenimiento 06 julio 2016

Viajeros solían enfrentar racismo recorriendo la Ruta 66

ALBUQUERQUE, New Mexico, EE.UU. (AP) — Le llamaban "La carretera madre", una vital autopista que une a Chicago con Los Angeles a través del sureste del país y que está rodeada por merenderos y hoteles alumbrados con luces neón. Para muchos, la Ruta 66 representaba libertad y posibilidades infinitas en el Estados Unidos del siglo XX.

Sin embargo, durante décadas los viajeros de raza negra necesitaron una guía conocida como el "Libro verde" para poder encontrar los pocos hoteles y restaurantes que no les negarían servicio al recorrer esta importante carretera estadounidense.

Ahora, una escritora espera atraer la atención a los negocios que están en la Ruta 66 que llegaron a ser sitios seguros para viajeros de raza negra que se atrevieron a recorrer esta ruta, aunque fuera para unas simples vacaciones familiares. Candacy Taylor, líder de "The Green Book Project" ("El proyecto del libro verde"), dijo que el mundo de barberías rurales, gasolineras hospitalarias y desérticos moteles multiculturales están en riesgo de perderse para siempre a menos que se haga algo para plasmar su legado.

"Pienso que ésta es una forma de reexaminar nuestra relación con el pasado y realmente dar un vistazo de en dónde estamos ahora", dijo Taylor, autora de "Moon Route 66 Road Trip".

El hotel Booker T. Washington en St. Louis, el restaurante Off-Beat en Oklahoma City, Oklahoma y la Clifton's Cafeteria en Los Angeles son algunos de los lugares olvidados que estaban incluidos en el libro, que fue publicado por el empleado postal de Harlem, Victor H. Green, de 1936 a 1966.

Muchos locales que quedan en lugares como Albuquerque están ahora abandonados en vecindarios pobres. Otros han sido demolidos o se han transformado para otros usos.

La Ruta 66 todavía es la carretera por donde muchas personas recorren el oeste de Estados Unidos. Se trata de un trayecto de 4.023 kilómetros (2.500 millas) que atraviesa ocho estados.

Las personas de raza negra que tomaban vacaciones en algún punto de la Ruta 66 tenían que planear detallados itinerarios para evitar los "pueblos ocaso", lugares donde se excluía a los negros con intimidación y leyes de segregación. Los viajeros de color muchas veces tenían que llevar consigo retretes portátiles porque muchos sitios a lo largo del camino les negaban el servicio.

"Se trata de otra experiencia de viaje en la Ruta 66 de la que en realidad no se habla en la cultura popular. En lugar de eso, se manifiesta como un camino abierto hacia la libertad y la aventura", dijo Katrina Parks, documentalista que trabajó en el proyecto "Women on the Mother Road" ("Mujeres de la carretera madre").

"Aunque esto es cierto, también existe la otra parte, donde también podía ser un lugar amenazante según tu raza", agregó.

___

Russell Contreras está en Twitter como http://twitter.com/russcontreras

Su trabajo (en inglés) está en http://bigstory.ap.org/content/russell-contreras

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario