Mundo 17 mayo 2016

Venezuela: Opositor llama a desconocer decreto de emergencia

CARACAS, Venezuela (AP) — El dirigente opositor y excandidato presidencial Henrique Capriles llamó el martes a los venezolanos a desconocer el decreto de estado de excepción y emergencia económica que aprobó el presidente Nicolás Maduro para enfrentar la crisis en el país sudamericano.

"Llamo al país a desconocer este decreto si el gobierno pretende imponerlo", dijo Capriles al asegurar que la normativa que entró en vigencia la víspera es "inconstitucional" y violatoria de convenios internacionales y la Carta Democrática Interamericana de la OEA.

"Este decreto que está acá se presta para cualquier cosa. Si Maduro quiere aplicar este decreto que vaya preparando los tanques de guerra, que vaya sacando los aviones de guerra y los tanques a la calle porque va a tener que aplicarlo por la vía de la fuerza. Nosotros no vamos aceptar este decreto", indicó el dirigente opositor e instó a las fuerzas armadas a decidir si están de lado de la constitución o con el mandatario venezolano. "Nosotros no queremos solución militar", agregó.

Capriles, que fue derrotado por un estrecho margen por Maduro en los comicios presidenciales de 2013, llamó a los venezolanos a "resistir sobre la base de la no violencia" sí el gobernante insiste en aplicar el decreto.

El mandatario desestimó los comentarios de Capriles e instó al también gobernador del estado central de Miranda a "controlar las hormonas".

El decreto autoriza al gobierno a dictar planes de seguridad pública ante posibles "acciones desestabilizadoras" y le da atribuciones de "vigilancia y organización" a los comités locales de abastecimiento, los consejos comunales, las fuerzas armadas y la policía.

Asimismo, le da atribuciones al gobierno para ordenar la intervención de la fuerza armada y los órganos de seguridad para garantizar la distribución y comercialización de alimentos y otros productos básicos.

La normativa, que tendrá vigencia por dos meses, también faculta al gobierno a adoptar medidas que permitan al sector público asegurar el apoyo del sector privado en la producción, comercialización y distribución de insumos y bienes.

Horas después, La Asamblea Nacional, de mayoría opositora, rechazó aprobar el decreto como se esperaba.

En su lugar el Legislativo — con el voto salvado de la bancada oficialista— aprobó un acuerdo en que expresó su rechazo al decreto, argumentando que "profundiza la alteración del orden constitucional que tiene Venezuela en la actualidad" por emitirse justo cuando "ya había vencido la única prórroga permitida" a un decreto anterior. Destacaron además que el nuevo decreto busca "reducir las funciones" de la Asamblea Nacional.

El mandatario aprobó en enero un primer decreto de emergencia económica que se extendió hasta la semana pasada.

Los legisladores opositores además exigieron al "presidente que se someta a la Constitución y que tome medidas adecuadas" e Instaron "a la ONU, OEA, Mercosur y la Unasur a poner freno al desmantelamiento de la democracia en el país".

Previamente el martes en una conferencia de prensa con corresponsales extranjeros, al ser consultado sobre la posibilidad de que el Congreso rechazase el decreto, Maduro afirmó que "no espero nada bueno de la Asamblea Nacional" y manifestó que el Legislativo "perdió vigencia política, es cuestión de tiempo para que desaparezca".

El gobierno sostiene que la crisis es consecuencia de una "guerra económica" promovida por sectores opositores y la caída de los precios del petróleo, que financia 96% de los ingresos que recibe el país por exportaciones.

Pero opositores y analistas la atribuyen en parte al agotamiento de los controles de precios y de cambio están vigentes desde hace 13 años.

Venezuela está sumida en una compleja situación dominada por una desbordada inflación, que se estima que este año podría rondar 720%, y severos problemas de escasez de alimentos, medicinas y otros bienes básicos.

La coalición opositora convocó para el miércoles a marchas en Caracas y otras ciudades para presionar a las autoridades electorales para que aceleren el proceso de revisión y validación de 1,8 millón de firmas recolectadas el mes pasado a favor de un referendo revocatorio del mandato de Maduro. Los sectores opositores aspiran realizar en 2016 el referendo contra el mandatario, pero algunos altos dirigentes oficialistas han descartado que la consulta pueda darse este año.

Maduro afirmó que los referendos de cualquier tipo "son solo una opción" pero "no una obligación" y sostuvo que cualquier consulta de ese tipo tiene que cumplir los requisitos.

"Con el chantaje de la violencia no habrá referendo", dijo el mandatario.

Los expresidentes José Luis Rodríguez Zapatero de España y Martín Torrijos de Panamá iniciaron el martes una visita a Caracas en la que esperan sostener reuniones con autoridades y representantes de la oposición. También se espera el arribo del exmandatario dominicano Leonel Fernández.

--------

Siga a Fabiola Sánchez en Twitter: https://twitter.com/fisanchezn

--------

El periodista de AP, Jorge Rueda, contribuyó en esta nota desde Caracas

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario